lunes, 15 de noviembre de 2010

Yeshayah / Isaías 9:6-7

Yeshayah / Isaías 9:6-7


Los cristianos dirán que en Isaías 9:6-7 dice:
"Porque un Niño nos ha nacido, un Hijo nos ha sido dado, que lleva el imperio sobre sus hombros. Se llamará Maravilloso, Consejero, Dios Poderoso, Padre de la eternidad, Príncipe de la paz”.

(Straunbinger)

Ellos pueden decir entonces que el Nuevo Testamento (Brit Jadashah) cumple esto en Lucas 1:32-33 ("Este será grande y será llamado Ben Elion [Hijo del Altísimo] y Hashem Di-s le dará el trono de David su padre; y reinará sobre la casa de Ya’acov por siglos y su reino no habrá final". C.R.)


La Respuesta judía es:  Avisamos cómo la traducción cristiana capitaliza la palabra “hijo”.  Ellos están presumiendo que ésta es una profecía mesiánica y ese “hijo” es un epíteto divino.

El pasaje está en Yeshayah 9:5-6 y dice:

 "Por cuanto nos ha nacido un niño. Se nos ha dado un hijo, sobre cuyo hombro estará el mando. Y su nombre es Pele Yoetz El-Gibor Aví Ad Sar Shalom [Maravilloso, Consejero es Dios Todopoderoso, Padre Eterno, Príncipe de la Paz]


El comentario de Soncino dice que el capítulo está hablando sobre la caída de Asiría y el anuncio del nacimiento de Jizkiyah. Otros dicen que anuncia el dominio de Jizkiyah, su ascenso al trono.  Y notemos que el texto dice: "un niño ha nacido a nosotros”. Éste es un evento que ocurre en el presente, no un evento en el futuro. Un evento futuro diría que un niño “nacerá” a nosotros, pero esto no es lo que el verso dice.  No podría referirse a Yeshu que nació después por muchos centenares de años.

Es importante agregar que es común en hebreo que las personas tengan nombres que contienen el nombre de Di-s o del Eterno. De hecho el nombre de Josue, en hebreo Yehoshua, significa: “Es la voluntad del Eterno salvar”.
En el libro de I Crónicas, hay una persona nombrada Yejieli, cuyo significado sería:  “En Mi Di-s vive” y en el libro de Ezra, existe una variación de ese nombre, el cual es Yejiel, cuyo significado sería “pueda que en Di-s vivan”.
Yehu (Jehu en I Reyes) significa: “él es Di-s”  y  es obvio que uno no puede decir que esta persona es Di-s!


Veamos que dice en realidad y literalmente el texto en hebreo:

"[5] Porque un niño nos es nacido, un hijo nos es dado, y el dominio estará sobre su hombro. Será llamado su nombre por el Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno: Príncipe de Paz.
[6] Lo dilatado de su dominio y la paz no tendrán fin sobre el trono de David y sobre su reino, para afirmarlo y fortalecerlo con derecho y con justicia, desde ahora y para siempre. El celo de Hashem de los Ejércitos hará esto."

“Porque un niño nos es nacido, un hijo nos es dado”: sí es verdad se refiere a un Mesías, es decir un ungido, es decir, un rey (todo rey de Israel es ungido), pero que ya existió, y no me refiero a la mitología cristiana, sino a la historia objetiva. Este ungido es el rey Jizqiyah (Ezequías) hijo de Ajaz. Aquel fue rey justo, incluso se lo aplaude más que al epítome de atributos nobles en un rey: David.
En cuanto al nacimiento que está mencionado por duplicado: uno puede ser el nacimiento físico, salir del vientre materno. El segundo es la asunción como rey. En el antiguo Israel, al rey se lo consideraba, como a todo judío: hijo de Dios (Ver. Beit Sh’muel 7:14 o Tehilim 2:7).

“y el dominio estará sobre su hombro”: sobre el hombro de su padre caía el peso de Asiría que sojuzgaba la nación judía con su terror, pero sobre Jizqiyah, el dominio sería de independencia política y de creencia firme en el Eterno y de cumplimiento de Sus mandamientos.

“Será llamado su nombre por el Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno”: esta es la traducción más aproximada a lo que el original dice. Como ven no son nombres del niño, sino de Quien lo nombra a él, como "Príncipe de Paz", éste y sólo éste es el nombre (en realidad apelativo) del niño que nacerá. Ahora veremos cada uno de los 4 nombres de Dios dados aquí y su razón, y la razón para el nombre de Jizqiyah como "Príncipe de paz".
Los nombres son la esencia de la persona, y en la cultura judía dicen mucho sobre el tipo de vida de uno:

“Admirable”: en épocas de éste rey ocurrió un hecho que fue admirable para todos: sus grandes obras y su fidelidad a D-s.

“Consejero”: porque los consejos del Eterno prevalecieron en tanto que el poder de Senaquerib desapareció.

“Dios Fuerte”: que libera a su pueblo de los imperios más poderosos y feroces, como era el de Asiría.

“Padre Eterno”: Por más que los reyes sean indignos (como Ajaz, Senaquerib, etc.), y los pueblos (incluso el judío) perversos, y desconozcan o desestimen a Dios, Éste no precisa de súbditos ni de nada ni de nadie para existir. Es Eterno por Sí mismo. Es Padre, porque da vida y existencia, incluso a la maldad, identificada en la época que mencionamos con el opresor asirio.
Además, Yehezkiyah vivió hasta una edad avanzada para el promedio de su época, por lo tanto, se honra a Dios como el que hace llegar con vida a los ancianos: "Padre eterno"

“Príncipe de paz”: El único nombre del niño que nacerá será éste, bien, más que nombre, el alias o apodo dado por Dios. "Príncipe", porque ese es su trabajo, ser rey (no existía mucha diferencia entre un título y otro). "De paz", porque Yehudáh gozará de relativa paz en sus días, de progreso y de estabilidad religiosa.

Me toca preguntar: ¿dónde se habla de Dios haciéndose hombre?
¿Dónde se habla de Dios disminuyendo lo que es Él mismo?
Así que por más que éstas sean interpretaciones sustentadas en la objetividad histórica, en la razón, en la lógica, y en algunas de las mentes más notables del judaísmo clásico, es poco probable que alguien que no quiera aceptarlas las acepte.




NOTA DEL DOCUMENTO:
Los nombres  “Yesh”u” , “Jesús”, “Yeshúa”, “Yehoshua”, “Iehoshua”,  “Yeshu”… son nombres variables del mismo personaje.
Tomado de Blog Oraj-HaEmet.  Editado y resumido con permiso

5 comentarios:

Iván_Madrid dijo...

Dios es amor y es fuego consumidor, de él es la venganza.

ADMINISTRADOR2 dijo...

en el versículo siguiente dice:

"Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite, sobre el trono de David y sobre su reino, disponiéndolo y conformándolo en juicio y en justicia desde ahora y para siempre. El celo de Jehová de los ejércitos hará esto.

Entonces que tiene que ver esto con Asiria, el rey que mencionan ustedes, ya que el reino de este rey el cual menciona usted, si su reino ciertamente tuvo fin. Explique por favor. Este pasaje habla de una profecía mesiánica, por eso es que el reino del que Isaias habla es un reino que no tendrá fin. Como es que una persona puede gobernar un imperio sin fin? debería entonces esta persona ser inmortal?

Unknown dijo...

Que dificil convencer el uno al otro! Gloria a Dios que los ciegos miran.los cojos caminan y los enfermos sanan y las cadenas son rotas los que viven en la obscuridad hemos venido a ver la luz.los encarcelados somos libres! El reino de luz esta aqui y el Espiritu de Dios ya lo recibi como en pentecostes....

Ani Modi dijo...

Yo sigo comprendiendo que lo dilatado de su imperio, es y será el de Yeshuá hijo de Ha Kadósh Barú Hú YHWH Tzevaot en la segunda venida

Ani Modi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.