lunes, 15 de noviembre de 2010

Daniel 9:24-27?

Daniy’el / Daniel 9:24-27

Los cristianos dirán que Daniel 9: 24-27 “demuestra” que el “Mesías” morirá en el año 30 e.c, a lo cual se lo adjudican a Yeshúa/Jesús como cumplimiento de esta profecía.  Según la interpretación cristina, o mesiánica, sea cual sea su caso, Artajerjes de Nehemias 2:1 subió al poder en el año 465 a.e.c., por tanto, de acuerdo a Nehemias 2:1, la orden para restaurar Jerusalén comenzó 20 años después, es decir, en el 445 a.e.c.  Ellos dogmatizan que el año Bíblico tiene 360 días, ellos multiplican 360 por 483 (69 semanas equivalen a 69 periodos de siete años - 69 por 7=483 años). Esto equivale a 173.880 días. Para cambiar de años Bíblicos  a años Solares, dividen 173.880 días por 365 1/4; esto equivale a 476 años. Sumando 476 años a 445 a.e.c., llega al año 35 d.e.c., que es cuando ellos afirman que Yeshúa/Jesús fue crucificado. Así, Daniel 9:25, cuando habla del Mesías se está refiriendo a Yeshúa/Jesús, y al decir que "se le quitara la vida", significa que será crucificado.


La Respuesta judía es:   Analicemos la traducción directa de Daniel del hebreo al español:


“Setenta semanas fueron decretadas sobre tu pueblo y sobre la ciudad santa para terminar la trasgresión y para que  fenezca el pecado y pueda perdonarse la iniquidad, y para traer justicia eterna, y sellar visión y profecía, y ungir el lugar más sagrado. Sabe pues y ten en cuenta que desde que salga la orden para restaurar y reedificar a Yerushalaim  hasta la venida de un ungido, un príncipe, habrá siete semanas, y en sesenta y dos semanas será reconstruida con plaza y foso en tiempos difíciles. Y  después será más, y el pueblo de un príncipe que vendrá  destruirá la ciudad y el Santuario, perro su fin será con una inundación, y hasta el final de la guerra han sido decretados asolamientos. Y hará pacto firme con muchos por una semana, y por media semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda vegetal. Luego sobré el ala de las cosas detestables vendrá el asolador, y hasta el exterminio dispuesto se derramará la ira sobre el pueblo asolado”.

-Tana”j, traducción de Moisés Katznelson


La versión cristiana del verso 25 dice:


“Sabe, pues, y entiende, que desde la salida de la orden para restaurar y edificar a Jerusalén hasta el Mesías Príncipe, habrá siete semanas, y sesenta y dos semanas; se volverá a edificar la plaza y el muro en tiempos angustiosos”.
-(Reina Valera 1960) 


La hermenéutica que ellos manejan es que ellos piensan que luego de siete semanas y sesenta y dos semanas, el Mesías vendrá; es decir, que luego de 69 semanas el Mesías vendrá. ¿La pregunta obvia es, por qué simplemente Daniel no puede escribir 69 semanas, en lugar de escribir 7 y después 62? La respuesta es que ellos traducen mal el versículo. Puesto que si lo traducimos correctamente la pregunta antes formulada desaparece, la traducción del hebreo al español será:

“Sabe pues y ten en cuenta que desde que salga la orden para restaurar y reedificar a Yerushalaim  hasta la venida de un ungido, un príncipe, habrá siete semanas, y en sesenta y dos semanas será reconstruida con plaza y foso en tiempos difíciles”.
 
  Daniel  no escribe 69 semanas, (en lugar de 7 + 62). De acuerdo a la correcta traducción, el ungido vendrá luego de 7 semanas, la ciudad permanecerá edificada por 62 semanas, y luego de las 62 semanas, (versículo 26) será destruida.

Con el verso 26 en hebreo nos menciona que han de pasar dos acontecimientos después de la semana 62, los cuales son:

1)     El ungido ha de ser cortado/amputado [יכרת].
2)     La ciudad sagrada será destruida.


Ahora bien el historiador Flavio Josefo [יוסף בן מתתיהו; יוספוס פלביוס], comenta que la destrucción del Beith HaMiqdosh ocurrió en el año 70 e.c tras la muerte de Ya’acov “HaTzadiq” -יעקב הצדיק (Antigüedades de los Judíos XX., ix, 1)  dica Josefo en tres ocasiones (Comm. In Matt. XIII; Contra Celso, I, 47, y II, 13 fin; cfr. Chronicon Paschalr I, 463) que tras la muerte de Ya’acov HaTzadiq (hermano de Yeshu Bar-Nagara יש"ו בר נגרא), Vespasiano sitio la ciudad de Jerusalén y comenzó la destrucción de ésta.   Estos datos dieron 38 años después de la muerte de Yeshúa/Jesús, dan más de cinco “semanas” de diferencia.
Otro punto importante que ha de conocer los lectores es que el año judío  no es de 360 días. Los meses hebreos están asentados en el sistema lunar, (Ver Maimonides, Mishneh Torah, Leyes de Kidush HaJodesh 1:1,2). Ya que el año solar excede al lunar por 11 días, cada tantos años se agrega al calendario lunar un mes (conocido como Adar Sheni, o segundo Adar). Si sumamos 483 años (69 X 7) al año 445 a.e.c., llegaremos al año 38 d.e.c., y todos admiten que Yeshu ya había muerto para ese año.
Ahora supongamos que Daniel 9 se ubica en el contexto del año 3760, y que las 70 semanas que hablan los cristianos se remitan a la persona de Yeshu, sin  embargo quedan bastantes cosas sin estar de acuerdo, las cuales son:

1)     En el verso 24 de capítulo 9 de Daniel al final dice:  “para ungir el lugar más sagrado” ¿Dónde dice el “N.T”, que en los días de Yeshu haya sido ungido el lugar sagrado –el Templo?    De hecho el mismo Yesh"u dijo: Les dijo: ¿Ven todo esto? Les aseguro que no quedará piedra sobre piedra; todas serán derribadas”  ¿Esto es unción de un “Mesías”? De hecho es considerada una “sheker nebua” –falsa profecía- adjudicada a Yeshu, pues hoy solo basta ver que está de pie el Kotel (muro de los lamentos) y numerosas estructuras del patio del Templo para ver que la “profecía” fue una farsa y que el Templo NO fue ungido, por lo cual, existe un falla rotunda en la exégesis de la teología cristiana.


2)     En el verso 25 dice: “hasta la venida de un ungido”.    La palabra ungido en hebreo es mashiaj, no dice HaMahiaj (específico: el Mesías- המשיח) solamente habla de un ungido, lo cual no significa que sea El Mesías, o peor, Yeshu.    En ningún lado del “N.T” DICE QUE LO HAYAN UNGIDO, COMO REY, COMO PROFETA, O COMO MESÍAS. No importa que el cristianismo le llame Cristo (Cristou) y lo traten de traducirlo como “Mesías” [המשיח], sencillamente si no lo ungieron y no fue rey, entonces no puede ser “El Rey Mesías”.

Otro dogma que han formado los mesiánicos, así como la cristiandad, es un supuesto “futuro” cumplimiento cuando retorne Yeshu en su “segunda venida”.  El problema es que Daniel menciono un total de 70 semanas, y nuevamente quedan igual: sin sustento real.


La razón por la cual para los mesiánicos y para la cristiandad les resulte difícil entender esto es porque las traducciones occidentales (cristianas) como la Reina-Valera, La Nueva Versión Internacional, la Biblia Jerusalén (Católica), así como otras más, fueron pervertidas en sus traducciones e incluso en el orden de los libros.  ¿Sabía usted que el libro de Daniel en el Tanaj no se ubica en los “profetas” sino en la sección de “Escritos”?  ¿por qué los cristianos lo ubican como profético?.

En el original Hebreo, tanto Daniel 9:25 como Isaías 45:1 usan exactamente la misma palabra - "mashiaj -משיח". Sin embargo, en la versión Cristiana del Antiguo Testamento, la palabra "mashiaj" es traducida en Isaías 45:1 como "ungido", mientras que en Daniel 9:25 la traduce como "Mesías".     Por lo cual el lector hispano cae en un error que le pierde la perspectiva. Aunado a esto, el que logró el canon de la Biblia Cristiana hizo una astuta manipulación en el orden de los libros y los puso de la siguiente manera:
El Pentateuco..., Samuel, Reyes, Crónicas, luego Esdras, y después Ester, Job, Salmos, Proverbios, Eclesiastés, Cantares, Isaías, Jeremías, Lamentaciones, Ezequiel y Daniel.

En el Tana”j o Biblia Hebrea, Esdras esta después de Daniel. La razón para el cambio de lugar del libro de Esdras en la Biblia Cristiana, y ponerlo antes de los Salmos, Proverbios, etc, a pesar de que Esdras vivió luego de que estos libros hayan sido escritos probablemente es para dañarle al lector de la Biblia Cristiana la perspectiva literaria e histórica de los diferentes libros. Si el lector leyera de acuerdo al orden cronológico, es decir, Esdras inmediatamente después de Daniel, reconocería que Esdras 1: y Daniel 9:25 se refieren a Koresh (Ciro), un mesías (ungido) según Isaías 45, y NO a Yeshu.



NOTA DEL DOCUMENTO:

  • Los nombres  “Yesh”u” , “Jesús”, “Yeshúa”, “Yehoshua”, “Iehoshua”,  “Yeshu”… son nombres variables del mismo personaje.
  • Tomado de Blog Oraj-HaEmet.  Editado y resumido con permiso.

79 comentarios:

Ricardo Fernández dijo...

¿Pensáis que solo los judíos seréis salvos?
el Señor Jesucristo vino por los judíos y gentiles, sin Jesús no tendríamos jamas salvación. Otra cosa, es más fácil encontrar a un cristiano predicando en las cárceles, visitando los hospitales, sacando personas de las drogas a través del poder del Espíritu Santo en las calles, que a un rabino doctor de la ley en las últimas situaciones y escenarios mencionados anteriormente, y esto es porque solamente los ves en los lugares mas acomodados de la ciudad, y nunca bajarán a los pobres, no pasa en mi país, ni en todo latinoamérica porque sois un grupo bastante hermético, y os ayudáis entre vosotros solamente, en cambio Cristo víno por "todos", prostitutas, homosexuales, drogadictos, alcohólicos abandonados en las calles, y nosotros somos hijos de Dios, comprados a precio de sangre en el madero de la cruz; Mas Dios muestra su amos con nosotros en que siendo nosotros pecadores Cristo murió por nosotros...

Saludos

Asasas As dijo...

Darej Hashem dice:"Informamos a nuestros lectores que nuestras puertas siempre estarán abiertas para las personas sinceras y con deseos de conocer"
Bien pues confiando eso que dice podemos hablar con el deseo de conocer la verdad de Hashem. Estoy de acuerdo con usted que muchos teólogos cristianos han argumentado mal con sus cáculos(suponiendo que son semanas de años, años de 360 días). El tiempo humano que corresponde una semana en esta profecía parece un misterio(y en parte lo es), sin embargo le invito a leer Daniel 9:27 cuando habla de la mitad de una estas semanas y compare con Daniel 12:11-12 y concluya que una semana deben ser mas 2580 días terrestres y menos que 2670 días terrestres. Ahora si usted interpreta (con el tiempo antes calculado) que [un] "ungido-príncipe" aparece 7 semanas después de la orden(Daniel 9:25) y luego ve que debe "ser cortado" 62 dos semanas después entonces llega a una interpretación incoherente(y mucho menos puede ser Ciro). La manera de leerlo es que: " desde la salida la orden(dada por Ciro: Isaias 44:28) hasta [un] ungido-príncipe ..y después de las 62 semanas [un] ungido-príncipe será cortado" como lo traducen muchas versiones; de otra manera no tiene sentido. Ahora ¿por que dice "habrá 7 semanas y 62 semanas" y no simplemente "69" semanas? la respuesta está en Esdras 4:24: la orden iba a ser suspendida por un período. Ahora según Esdras 4:24, la orden se retoma en el año segundo de Darío,es decir desde aquí contamos 62 semanas. Si usted lee Esdras 4:5-7 verás que a este Darío le antecede Artajerjes y a Artajerjes le antecede Asuero. De modo que, mirando algún libro de historia(o algún sitio web), este Darío debe ser Darío II, quien reino en 423 a 404 a. C. Luego digamos que se segundo año fue el 422 a.C, haga el cálculo con la estimación de la duración de una semana(2580 a 2670 días) que le di al principio y vea que el termino de las 62 semanas cae en el período de la vida ministerial de Yeshúa(tome en cuanta que Yeshúa no nació en 0 a.C sino, en 8-6 a.C ) y por cierto que el evangelio de Lucas 4:18-21 habla de que Yeshúa fue ungido por el Espíritu de Hashem. Le invito a buscar la verdad de las Escrituras teniendo en su corazón agradar a Dios y no a los hombres ni a una religión. Saludos!

Manuel David Valenzuela Prado dijo...

Que interesante, este jesús al que los Judíos no reconocen, curiosamente fue entregado a la cruz EN PASCUA...fue sepultado EN PANES SIN LEVADURA, y resucitó EN PRIMICIAS. Además, el nacimiento del cristianismo como Iglesia se produjo en la Fiesta de la Cosecha, EN PENTECOSTÉS (todas Fiestas judías) QUE CURIOSO NO?Los códigos bíblicos (en lo que tanto cree Israel), declaran a Jesús de Nazareth como el Mesías (?)además Jesús es hijo de David, de la tribu de Judá,nació en Belén, y cumplió las aflicciones de las que escribió David en los Salmos.No han pensado acaso que Abel,NOÉ,Araham,Isaac, Jacob,...etc. TENÍAN QUE SACRIFICAR UN CORDERO PARA LA EXPIACIÓN? No pueden ver a su propio Mesías. El Padre lo ungió como Rey en el Jordán cuando fue bautizado por Juan.El término ELOHIM, se usa para referirse a Dios en plural (raro no?)JESÚS DE NAZARETH es EL REY DE LOS JUDÍOS eso explica la aflicción de Israel en la disperción (hiere al pastor y serán dispersas las ovejas..ZACARÍAS 13:7)

caballero de la paz dijo...

Estimado Ricardo: Gracias por comentar. Primero que todo, si bien no soy Derej, formo parte del staff y quisiera responder a sus comentarios. Partiré con su pregunta: "¿Pensáis que solo los judíos seréis salvos?" La salvación, como el Cristianismo y el NT la plantean, no tiene bases reales en el TaNaJ. Cuando se habla de salvación, no se refiere a salvar el alma de una condenación eterna, tipo infierno o salvar de un pecado invencible. Cuando los escritores bíblicos utilizan el término, lo hacen para referirse a ser salvados de tribulaciones,eventos adversos, etc, que no tienen la connotación dada por el NT. Entonces, esa pregunta parte desde una cosmovisión cristiana. No tanájica ni judía. El judío en cambio busca servir a HaShem mediante la observancia de las mitzvot que, como dijo el Eterno, sí pueden ser observadas por el ser humano. A los judíos les importa más hacer tikun olam, rectificar este mundo que el Eterno nos dio que vivir en función de lo que pasa después de la muerte. Claro. Se habla de un mundo venidero, resurrección, guilgul, pero no es algo central ni tan esencial como sí lo es para ustedes. Pero aun en este punto, hay una diferencia: mientras que en el Cristianismo se enseña que para ser salvo uno debe creer en Jesús, aceptar su sacrificio y por ende, pasar a ser cristiano, en el Judaísmo se enseña que incluso un gentil justo puede agradar a D-os y tener una parte en el Olam HaBá o mundo venidero,sin necesidad de convertirse. Si una persona quiere ser judía con sinceridad,iniciará el proceso de conversión como lo estipula la halajá, pero si una persona es gentil y no quiere convertirse, aun así puede servir a HaShem y tener una parte en la resurrección y no sólo los judíos. Por ende, su pregunta adolece de peso.

Usted dice que Jesús vinoi por judíos y gentiles y que sin él no hay salvación. Pero el Tanaj no dice nada de eso. Si su argumento es que ahora no hay Templo, sacrificios y que por ende, no hay expiación como lo dice el autor de Hebreos, le informo que en el Tanaj la expiación no sólo era mediante sacrificios, sino que había otros medios, como la teshuvá o arrepentimiento genuino, o bien la tzedaká. Los sacrificios nunca han sido imprescidibles para la expiaciòn y el que el NT señala es una abominación para HaShem e innecesario, ya que sin Jesús, sí podemos ser a HaShem, tanto gentiles como judíos por igual.

caballero de la paz dijo...

Luego dice que "es más fácil encontrar a un cristiano predicando en las cárceles, visitando los hospitales, sacando personas de las drogas a través del poder del Espíritu Santo en las calles, que a un rabino doctor de la ley en las últimas situaciones y escenarios mencionados anteriormente". FALSO. De hecho, aparte de difamatorio, su comentario demuestra un profundo desconocimiento de la labor social de los judíos, que no andan gritando a los cuatro vientos todo lo que hacen. Existen instituciones que ayudan socialmente tanto a judíos como a no judíos y no en uno, sino en varios países, además de que es una mitzvá visitar a los enfermos para un judío. Si usted no conoce algo, entonces no se aventure a emitir juicios valóricos y por cierto, los judíos no necesitan predicar, porque como le comenté anteriormente, a diferencia del Cristianismo, no es una exigencia el ser judío para servir a D-os y en esencia, no es proselitista. Quien quiere aprender de D-os y sus mitzvot, así como también servirLe, busca a los judíos y no al revés.Además, permítame recordarle que los judíos durante mucho tiempo fueron perseguidos sólo por motivos de creencias y no podían enseñar abiertamente como ahora sí lo pueden hacer, especialmente con ayudas de los medios de comunicación. Y es cosa de hacer uso de los mismos para aprender de los judíos, sin necesidad de prédicas.

caballero de la paz dijo...

El resto del comentario, no refleja sino un estereotipo bastante frecuente en fundamentalistas en general, añadido al afirmar dijo que los judíos sólo se ayudan entre ellos y que no se ve en Latinoamérica reflejado. Pues aunque no lo crea, sí ayudan a personas no judías y buscan la forma de hacerlo y eso lo digo por experiencia propia, además del hecho de que para los judíos observantes, la tzedaká o caridad es una acción importante y en la cual también colaboran los rabinos,como judíos, a través de sus profesiones o en donaciones. Sea feliz. Más allá de prédicas y creencias, lo que pide el Eterno es que actuemos con bondad y con justicia en la sociedad en que vivimos. Un saludo.

caballero de la paz dijo...

Estimado Asasas: Gracias por comentar en este blog. Aclaremos algunos puntos respecto a Daniel 9:24-27, que veo presentan cierta dificultad para comprender:
1. El tiempo humano mencionado en la profecía, puede ser un misterio, pero en parte, ya que el Tanaj mismo y el calendario hebreo nos dan ciertas pautas para interpretar este texto.
2. Cuando Daniel 9:27 habla de la mitad de una semana y puede interpretarse como un periodo de 3 años y medio. La cantidad de días que ese periodo comprende, no es la misma si tomamos el calendario solar, el lunar o lunisolar.En medio de ese periodo, dice Daniel, el sacrificio y la ofrenda diaria en el Templo fueron abolidos, lo cual tuvo lugar en el año 70 E.C, en donde el ejército de Tito destruyó el Templo y con ello se dejaron de presentar los sacrificios diarios desde entonces. Es decir, la última semana comienza en un periodo de 3 años y medio antes y concluye 3 años y medio después de que este hecho tuviera lugar. Lo mencionado sobre el Templo está ampliamente documentado por historiadores, por lo que no es una mera especulación.
3. En Daniel 9 se mencionan dos ungidos. No uno solo. Su error consiste en suponer que el "ungido" del v. 25 es el mismo mencionado en el versículo 26. No. El texto hebreo distingue claramente entre un ungido que aparece luego de 7 semanas a partir de la palabra para reconstruir el Templo y Jerusalén y que alude a la profecía de Jeremìas 29:10, que se menciona Daniel estudiaba (v.22) y que ocurrió en el mismo año de la destrucción del Templo. El primer ungido es Ciro, rey de Persia.
4. Su explicación, aunque detallada, es incorrecta. La palabra u orden a la que alude Daniel 9:25 no es un decreto real, sino un oráculo o profecía pronunciado por el Eterno, puesto que el vocablo hebreo "dabar" tiene el sentido de "palabra" u "oráculo" y es utilizada de hecho en Daniel 9:2 igualmente respecto a los 70 años que anuncia Jeremías que duraría el cautiverio. Por ende, los cálculos a partir de un decreto real son erròneos, puesto que por el contexto, y de acuerdo con el hebreo, en ningún caso alude a lo registrado en el libro de Esdras y la orden que sería suspendida temporalmente. Eso más bien se ajusta en el periodo descriuto en el versículo 26 como un tiempo difìcil en la reconstrucción de la ciudad y el Templo.

caballero de la paz dijo...

5. El segundo ungido, mencionado en el v. 26, es distinto al mencionado en el v.25. A diferencia del primero, solo aparece mencionado como "mashiaj" y no como "mashiaj naguid". Por lo mismo, este ungido puede ser un sacerdote, puesto que mashiaj no es un título exclusivo de un rey príncipe, sino que abarca, sacerdotes,profetas o líderes militares. Versiones como la Reina Valera traducen la expresión hebrea "יִכָּרֵת מָשִׁיחַ וְאֵין לוֹ " como "el Mesías será muerto, mas no por sí;pero el hebreo dice algo muy distinto: Primero, no aparece aparece el artículo definido הַ ("ha")antes del término mashiaj, por lo cual habla de "un ungido" y no de "el ungido".. Segundo,"ikaret", significa "cortado","suprimido". Este ungido será cortado o suprmidio, mas no provee detalles adicionales aparte de eso. Lo único que sabemos de este ungido es que será cortado despuès de un segundo periodo de 62 semanas y no que es el mismo de las primeras 7, pues de ser así, el texto hebreo utilizaría el articulo definido para indicar que se trata del mismo. Tercero, וְאֵין לוֹ ("v'ein lo") quiere decir "y no tendrá nada" o "y no tiene nada" y en ningún caso "mas no por sí". Tal traducción viola las reglas gramaticales del hebreo para justificar una interpretación.

caballero de la paz dijo...

6. Como ya dije en los puntos previos, Daniel 9:25-26 habla de dos ungidos y ninguno de ellos es el mashiaj ben David preciamente. Daniel 9 textualmente habla sobre la destrucción del Templo. Un problema adicional que no había mencionado, es la tendencia que tienen los intérpretes cristianos a tomar estas 70 semanas como un solo periodo. Para su sorpresa, en el hebreo se distinguen tres periodos, que no son inmediatos. ¿Y cómo lo sabemos lo sé? En el hebreo existe un signo que equivale al punto y coma, el cual separa dos o más oraciones ("etnatjá"). En este caso, separa a las primeras 7 semanas, de las 62 siguientes. De esta forma, no son 490 años juntos o de corrido.
7. El segundo como dice Daniel, no tendrá nada, es decir, será suspendido de sus funciones o cortado, lo cual no necesariamente implica morir. Si Jesús fuera este segundo ungido, entonces estaría en serio conflicto con lo que afirma el NT después de su muerte y supuesta resurrección, puesto que se dice que el segundo ungido nada tendrá y se dice que Jesús fue exaltado luego de su "sacrificio". Luego de este segundo ungido que es cortado, se nos dice que el pueblo de un príncipe venidero destruirá el Templo y la ciudad. El pueblo al que aquí alude, es Roma y el prìncipe que habrìa de venir, es Pompeyo, miembro del triunvirato conformado por Julio César, Marco Antonio y por él. Pompeyo fue quien conquistó Judea aprovechàndose de la inestabilidad polìtica y vacío de poder generado luego de la muerte del sacerdote y rey asmoneo Alejandro Janeo,el cual es mencionado como el segundo ungido y despuès de su muerte, y de su esposa, se produjeron disputas entre sus hijos, que le abrieron camino al dominio Romano y que finalmente un siglo despuès llevaría a la destrucción del Templo a manos del ejército de Tito Flavio Vespasiano durante la ùltima de las 70 semanas, en la primera guerra judeo-romana.
8. El resto del versículo 27 se puede explicar nuevamente a través de la historia acontecida durante la primera guerra judeo-romana. Por ejemplo, la alianza mencionada en Daniel 9:27, tiene relación con el convenio militar hecho por el general con Tito con griegos, árabes y nabateos, además de un mayor número de legiones, para asediar y conquistar Jerusalèn y que es mencionado por Flavio Josefo y el historiador romano Tácito,todo lo cual tiene sustento histórico y se adecúa a la descripción de Daniel 9. Lo que señala del término del "ministerio" de Jesús, no cumple con lo descrito en el versículo 26 y que tiene lugar despuès de que el segundo ungido es cortado. Un saludo.

Abraham Solar dijo...

Hola caballero de la paz. Soy Asasas(probablemente al publicar este comentario salga otro nombre de usuario). Aunque yo no hago una equivalencia entre "una semana"(hago una estimación en días, de acuerdo a Daniel 12:11-12) con siete años(de 360 días o 365 días), podemos tomar de momento una semana como 7 años(como asume usted en su punto 2).
En su punto 4 usted dice que no se puede contar desde el decreto real, pues la palabra correcta es dabar y tiene que ver con una profecía del Eterno. Bien estamos de acuerdo en eso. El verso 25 dice que el dabar es para edificar Jerusalén y por lo tanto se debe contar desde el momento en que el Eterno da este dabar; pero eso está explícitamente en Isaías 44:28, es decir, en algún momento de la reinado de Ciro en babilonia(sabemos que el dabar para restaurar el templo al menos, fue en 539 AC como dice Esdras 1:2, junto con cumplirse también la profecía de Jeremías sobre el retorno de los cautivos). De modo que incluso con la traducción suya (que dice que "el primer" ungido viene 7 semanas después del dabar) tenemos que el ungido del verso 25 debe aparecer pasado el año 490 AC ( y Ciro ya no existe para esta fecha). De modo que debido a Daniel 9:25 e Isaías 44:28 su interpretación es incorrecta.
Ahora, respecto a mi interpretación. Claro, uno puede pensar que el mesías del verso 25 no es el mismo que el del verso 26. Bueno en principio uno podría decir que no se puede saber si son distintos; usted dice que en el verso 25 se agrega "naguid" mientras que en el 26 no y por eso son distintos pero alguien puede decir que como ya había especificado que este ungido era un naguid entonces en el verso 26 simplemente(asumiendo que se alude al ungido del verso 25) le llama ungido(tiene el mismo objetivo que el uso de un artículo definido: simplificar las palabras suponiendo que se sabe a qué se alude). Por último, estuve mirando un interlineal hebreo-español para el verso 25(para comparar con la traducción usada por ustedes) y en la parte " de un ungido, un príncipe, habrá siete semanas, y en sesenta y dos semanas..." la preposición "en" es agregada por el traductor así que la conclusión sobre si el ungido (en verso 25) viene 7 semanas o 62 semanas después del dabar se deja a criterio del traductor. Sin agregar preposiciones se leería: "siete semanas sesenta y dos semanas volverá a ser reedificada la calle el foso", por lo tanto yo me quedo con las traducciones que dicen que el ungido príncipe viene 62 semanas después del dabar. Ahora esa pausa que se hace entre 7 semanas y 62 semanas en vez de escribir 69 semanas (como reclama Derej) no es otra cosa que una suspensión del dabar(pues algo que viene del Eterno, y encargado a Ciro(Isaías 44:28), no puede ser arbitrariamente abrogado por hombres sin que el Eterno lo prevenga, como lo fue temporalmente en días de Ester o en días de Artajerjes).
Respecto de que el ungido "no tendrá nada", ese "no tener nada" es desde la perspectiva del pueblo de Daniel. Un ejemplo de lo que digo está en Isaías 53:4-5 donde habla de "un siervo de Hashem" el cual Israel le considera herido y golpeado por Hashem pero Isaías dice que en realidad fue herido por su pueblo, Israel. Saludos!

Fredy dijo...

Buenas noches .Hago una consulta en mi ignorancia. Es verdad que el Talmud dice lo siguiente?
"Que los huesos de sus manos y los huesos de sus dedos se caigan y se descompongan, de aquél dé las vueltas a la páginas del libro de Daniel, para encontrar el tiempo de Daniel 9:24-27, y que su memoria desaparezca de la faz de la tierra para siempre.”

(Ley del Talmud, p. 978, Sección 2, Linea 28)

caballero de la paz dijo...

Estimado Abraham: Muchas gracias por su réplica. Noto algunos errores de interpretación en sus comentarios sobre lo que dije, que paso a a aclarar en los siguientes puntos:
1. Mantengo lo dicho: el punto de partida para el conteo de las 70 semanas es la palabra u oráculo sobre la reconstrucción y el regreso de Babilonia hecha a través del profeta Yirmeyahu (Jeremías) en el año de la destrucción del Templo. Isaías 44:28 sólo nos dice que Ciro II el Grande cumple con esa misión. El oráculo de Daniel 9 en cambio dice que entre el tiempo en que se emite esa profecía o palabra de la reconstrucción del Templo y la ciudad (mencionada en el versículo 2) y un ungido pasarían 7 semanas y eso se cumple en Ciro.
2. En cuanto a que el ungido debe aparecer en el año 490 A.E.C, eso surge de un error de comprensión, pues nuevamente le señalo que la profecía de Jeremías fue pronunciada en el año de la destrucción del Templo y no durante el gobierno de Ciro, sino cerca de 50 años antes. Por ende, su observación es imprecisa y errada.
3. No es que uno piense solamente que son dos ungidos distintos. Las reglas gramaticales del hebreo dejan claro que no son el mismo y contrario a lo que dice, sí se puede saber que son distintos. Yo no dije que por el uso de la palabra "naguid" en el versículo 25 se puede saber que son diferentes. Dije que la ausencia en el versículo 26 de esa palabra, hace posible que el segundo ungido no necesariamente sea un príncipe, sino también un sacerdote, puesto que en el Tanaj reyes, profetas y sacerdotes son ungidos, es decir,mashiaj
4. Tampoco equiparé el uso de naguid con el del artículo definido. Dije que si fueran el mismo ungido, entonces en el versículo 26 se introduciría el uso del artículo definido "ha", el cual está ausente y por lo mismo, automáticamente se lee como "un ungido" y no como "el ungido", hecho que indicaría que es el mismo ungido del versículo previo.
5. En cuanto al uso de comentarios interlineales, no soy muy de usarlos, ya que en general suelen tener errores, aunque pueden ser útiles en determinados casos. Por otro lado, más que una traducción como tal, me baso en el hebreo y las reglas del mismo para comentar. En el versículo que ud señala, el uso de la preposición "en" queda a criterio del traductor.Yo no he usado dicho criterio para exponer.
6.Si relee mi comentario previo,en el texto hebreo se usan marcadores que separan entre un periodo de 7 semanas y luego el más extenso de 62 semanas y el versículo 26 confirma dicha separación por los marcadores y el contexto, por lo cual el periodo de 7 y 62 como una unidad, carece de sustento en el hebreo.
7. Nuevamente su error parte de un desconocimiento y creencias previas y no de una lectura objetiva del texto. Su presunción supone que donde aparece la palabra "mashiaj", alude al mashiaj davidico, lo cual en el Tanaj es incorrecta, por lo que señalé pleviamente.
8. La pausa no es un reclamo de Derej ni tiene que ver con la supuesta suspensión ocurrida durante el exilio y restauración. La división, le reitero, la da el texto hebreo y ante esos, no podemos especular para ajustarlo a una determinada agenda ideológica. Si su deseo es buscar la verdad, entonces es preciso dejar de lado sentimentalismos e ideas preconcebidas,pues sólo se confunde.
9. Es el segundo ungido quien una que es cortado se dice que no tendrá nada y ese "no tener nada" no es desde la perspectiva del pueblo de Daniel. Tal afirmación carece de sustento, ya que la visión de Daniel no habla de perspectivas, sino de hechos que acontecieron y acontecerían en un determinado periodo y lo del ungido aconteció y no es desde la perspectiva. Esa es una justificación para defender lo indefendible, a saber, lo contradictorio de esa afirmación con lo provisto en el mismo NT.
10. El siervo de HaShem no es el mashiaj, pero ese es otro tema que no tiene relación con este pasaje.Un saludo

caballero de la paz dijo...

Buena tarde Fredy y gracias por comentar. La afirmación expuesta en dicho texto, es falsa. De partida, esa no es la forma en que se citan los textos del Talmud.
"Que los huesos de sus manos y los huesos de sus dedos se caigan y se descompongan, de aquél dé las vueltas a la páginas del libro de Daniel, para encontrar el tiempo de Daniel 9:24-27, y que su memoria desaparezca de la faz de la tierra para siempre.”
(Ley del Talmud, p. 978, Sección 2, Linea 28)
El Talmud tiene órdenes y tratados y a su vez,cada tratado está conformado por folios y carillas (a-b). Ahora bien, en el Talmud sí existe una maldición rabínica contra aquellos que calculan la venida del mashiaj y se encuentra en Sanhedrín 97b y la razón es señalada en el mismo pasaje.
"Se ha enseñado; R. Natán dijo: Este verso traspasa y desciende hasta las profundidades: " Porque a visión tardará es aún para un tiempo determinado, pero al fin hablará, y no defraudará: aunque se tardare, espéralo, porque sin duda vendrá, no se tardará" (Hab. 2:3). No como nuestros Maestros, que interpretaron el verso: " hasta un tiempo, y tiempos y la mitad de tiempo" (Dan. 7:25) ni como R. Simlai que expuso: " Tú los alimentas con pan de lágrimas ; y das a beber lágrimas por tercera vez" (Salmo 80:6) ni como R. Akiva , que expuso:"Todavía una vez, es un poco de tiempo, y haré temblar los cielos y la tierra" (Hag 2:6), pero la primera dinastía [hasmonea] tendrá una duración de setenta años, la segunda [la de Herodes], cincuenta y dos, y el reino de Bar Koziva, dos años y medio.
Qué significa "pero al fin hablará [nosotros-yafeah] y no defraudará?"
Rabí Shmuel b. Najmani dijo en nombre de Rabí Yonatán: Malditos sean los huesos de los que calculan el final. Porque que diría: "ya que ha llegado el tiempo predeterminado, y sin embargo no ha llegado, nunca llegará. Pero [aun así], espéralo, porque está escrito: Aunque él tarde, espéralo. Deberías decir: Esperamos [su venida] pero no lo hace: por lo tanto, dice la Escritura: y por tanto el Señor esperará para tener piedad de vosotros, y por consiguiente, será exaltado, para que tenga misericordia de ti .(Is 30:18) Pero ya que lo esperamos , y lo hace del mismo modo, qué demora [su venida]? - El atributo de Justicia lo hace.Pero dado que el atributo de Justicia lo demora, ¿por qué lo esperamos? - Para ser recompensados [por la esperanza], como está escrito: "Bienaventurados todos los que lo esperan" (Is. 30:18)". (Sanhedrín 97b)

La maldición de Rabí Shmuel no es porque sí.La maldición se explica es porque aquellos que calculaban la venida del mashiaj, y la anunciaban al pueblo, pero finalmente no se cumplía, los defraudaban y terminaban alejándose incluso de la observancia de la Torá, por lo cual resultaba peligroso sembrar falsas esperanzas en tiempos tan difíciles como las persecuciones sufridas durante el imperio romano - y en general lo es-.
En la baraita ni siquiera es mencionado Daniel 9 y para los rabinos y judíos en general, Daniel 9 nada tiene que ver con la venida del mashiaj. Esa interpretación presentada en el texto compartido por ud, es hecha por apologistas cristianos que creen que la venida del mashiaj es anunciada dentro de esas 70 semanas de Daniel 9:24-27. No por los judíos y no existe prohibición alguna para estudiar Daniel 9 ni ninguna parte del libro de Daniel. Un saludo.

Abraham Solar dijo...

Buenas tardes caballero de la paz. Quiero separar lo importante de lo no tan importante(a mí parecer, claro)

- LO IMPORTANTE

1) Sí, yo no consideré que usted estaba contando desde Jeremías 29:10 pues este oráculo se refiere explícitamente al regreso de los cautivos. Ahora si usted dice que implícitamente también se refiere a la reconstrucción de Jerusalén debiera explicarlo sin que quede lugar a la ambigüedad.
Pero si seguimos el criterio suyo de contar desde la emisión del oráculo por parte del Eterno(y no desde un decreto real) entonces es claro que la salida del oráculo es antes que Jeremías 29:10 (suponiendo incluso que este oráculo se refiere a la edificación de Jerusalén) pues el Eterno ya lo establece en Isaías 44:26. Con esto los cálculos estimativos no llegan Ciro II.

2) Usted dice en su punto 5: "el uso de la preposición "en" queda a criterio del traductor.Yo no he usado dicho criterio para exponer." Pero si sacamos la preposición "en", de la traducción presentada por Derej, no queda claro, al menos para mí, si el ungido del verso 25 viene 7 semanas después del oráculo o si viene luego del par de periodos 7-62 semanas. De manera que, incluso sacando el "en", usted puede concluir que el ungido del verso 25 viene 7 semanas después del oráculo y eso no queda claro.

- LO NO TAN IMPORTANTE

1) En mi comentario anterior yo no estoy hablando del ungido davídico. De lo contrario, cite en que parte hago eso.
2) En mi comentario anterior yo no pienso que 7 semanas y 62 semanas se refiere a periodos con continuidad temporal. Aunque mirando en una parte escribí "me quedo con las traducciones que dicen que el ungido príncipe viene 62 semanas después del dabar" en cuyo caso, basándose en mi interpretación de este pasaje, quise decir que 62 semanas después de la reanudación del dabar. Pero en ningún momento pensé que hay continuidad temporal en el verso 25, todo lo contrario, digo que hay un suspensión temporal de la orden.
3) Cuando hablo de reclamo de Derej me refiero a esta pregunta: "La hermenéutica que ellos manejan es que ellos piensan que luego de siete semanas y sesenta y dos semanas, el Mesías vendrá; es decir, que luego de 69 semanas el Mesías vendrá. ¿La pregunta obvia es, por qué simplemente Daniel no puede escribir 69 semanas, en lugar de escribir 7 y después 62?"
4) Cuando digo que la frase "no tendrá nada" es desde la perspectiva del pueblo de Daniel me refiero a una perspectiva terrenal y no celestial (que es lo que dice el NT sobre Yeshúa). Usted también cree que se refiere a una perspectiva terrenal pues escribió "El segundo como dice Daniel, no tendrá nada, es decir, será suspendido de sus funciones o cortado". De modo que no hay contradicción con lo que dice el NT sobre Yeshúa, pues habla de un reino celestial de Yeshúa, que es mayor a lo terrenal, y que un día también se extenderá de manera "universal" a la tierra para cumplir las palabras dichas por los profetas que el ungido de la casa de David reinará sobre la tierra.
5) Yo no he dicho que siervo sufriente de HaShem es "el mashiaj". Pero sí creo que lo es, y que el único que cumplió esa palabra de Isaías 53 fue Yeshúa y que por lo tanto quitó el pecado de muchos y esta obra es a la que también se refiere Daniel 9:24 cuando habla de poner fin al pecado. Es decir, creo que Isaías 53 y Daniel 9:24-26 hablan de la misma persona. Esto no es sentimentalismo, es tener la convicción y gratitud de haber sido perdonado como bien lo explica David en su salmo 32. Un saludo, Dios te bendiga.

caballero de la paz dijo...

Estimado Abraham: Creo que tendré que especificar más algunas cosas, que creo aún no se han entendido bien. Antes,eso sí, quiero señalarle que para exponer más que basarme en una traducción, lo hago en el texto hebreo, que puede ver en este sitio web: http://www.mechon-mamre.org/p/pt/pt3409.htm
1. De nuevo volvemos al tema del punto de partida del conteo de las 70 semanas. En sus comentarios previos ha intentado demostrar que la "davar" mencionada en Daniel 9:25 es un decreto real o bien, al aceptar que efectivamente es una profecía, que los cálculos señalados no llevan hasta Ciro,y que contradicen lo dicho por los profetas Bien. Lo primero es lo primero:
Si usted lee Daniel 9:2, antes de que Daniel recibiera la explicación del ángel Gabriel, se nos informa que se encontraba estudiando la palabra (davar) de Dios entregada a Jeremías sobre las desolaciones que experimentaría Jerusalén durante 70 años. El punto de partida de las 70 semanas, por otro lado, es la salida de la palabra para reconstruir Jerusalén (v.25). En el libro de Jeremías podemos distinguir 2 profecías que hablan de 70 años de exilio en Babilonia y del regreso a Jerusalèn
a)La primera es mencionada en Jer. 25:11-12 y tiene relación con la desolación y dominio babilonio sobre la tierra de Israel durante 70 años. Esta profecía, como indica Jer. 25:1, tiene lugar durante el cuarto año del gobierno del rey Joakim,que corresponde aprox.al 606 A.E.C, año en que acontece el primer sitio de Jerusalén y la primera deportación hecha por Nabucodonosor en su primer año de reinado (25:1) luego de la derrota de Asiria y Egipto en la batalla de Karkemish. Esta primera deportación es la mencionada en Daniel 1:1-2. El profeta anuncia que a partir de este evento, al cabo de 70 años se pondría fin al dominio babilonio sobre Israel,lo cual es registrado en 2 Crónicas 36:20-23.

caballero de la paz dijo...

b) La segunda está en Jeremías 29:10, en donde dice lo siguiente:
"Porque así dice el Eterno: Después de que se cumplan 70 años para Babilonia , Yo los recordaré y confirmaré sobre ustedes Mi buena palabra hacia ustedes, al hacerlos volver a este lugar" (Jeremías 29:10)
Este oráculo data del año de la destrucción del Templo y Jerusalén py la deportación de Sedequías y el pueblo a manos de Nabucodonosor y su ejército Esto ocurre 18 años después del sitio y deportación que ocurren en la época de la primera profecía, como se desprende de Jeremías 52: 12-13.

Ahora, como mencionó usted, este oráculo menciona de manera explícita el regreso de los exiliados. Daniel 9:25 menciona que "desde la salida de la palabra para reconstruir Jerusalén hasta un príncipe ungido..." transcurren 7 semanas. ¿Qué evidencia tenemos entonces para decir que la "palabra" para reconstruir Jerusalén y que sirve como punto de partida para estas 70 semanas corresponde a Jer. 29.19 y no a Jer. 25:11-12?
Jeremìas 25:11-12 habla sobre el tiempo de duración del dominio babilonio, en tanto Jeremías 29:10 aborda el regreso de los cautivos a Jerusalén. Una se enfoca en la subyugación y destrucción y la otra en el retorno. Si usted revisa Esdras 1:1-4 (y Crónicas 36:20-23),verá que se cita el edicto de Ciro para reconstruir en Jerusalén como cumplimiento de la palabra de Jeremías entregada años antes. Esa palabra, como he señalado, es Jeremías 29:10,en donde se habla de la buena palabra del Eterno al hacer volver a los exiliados y que es vista por los escritores de Esdras y Crónicas como un anuncio de la reconstrucción en la ciudad santa que tuvo lugar durante el gobierno de Ciro.
Si uno revisa Daniel 9:20,puede notar que lo que preocupaba a Daniel, más que el dominio babilonio, era la reconstrucción del Templo y la ciudad santa. Esto tiene relación con la profecía de Jeremías 29:10, que tuvo lugar en el año de la destrucción del primer Templo. Por ende, cuando el ángel habla sobre la palabra para reconstruir Jerusalén, hay que tener en cuenta que Daniel, antes de recibir esta revelación se encontraba estudiando el libro de Jeremías y la profecía sobre los 70 años en Babilonia y es en ese contexto que el ángel toma como punto de partida lo escrito por Jeremías y que es mencionado como cumplido en los libros de Esdras y Crónicas.

Por otra parte, usted contabiliza como punto de partida los decretos reales y hace ver como criterio mío el contar desde la profecía. Como he explico ya previamente, tomar un decreto real para el conteo, es un error que surge del desconocimiento de las palabras utilizadas en el texto hebreo y sin una base objetiva. De hecho, la palabra "davar" utilizada en Daniel 9:2 es la misma que aparece en el versículo 25 y que traducen o interpretan erróneamente como decreto. "Davar" tiene el sentido de oráculo o palabra profética más que de un decreto, así como de "cosa" o "palabra" simplemente. Si el punto de partida hubiera sido un decreto real, entonces se habría utilizado un tèrmino como טעם (ta'im), que es utilizada por ejemplo, en Esdras 7:11-16 para aludir a un decreto real.
Finalmente y terminando este punto, si bien es cierto que también Isaías 44:26 es un oráculo que habla sobre la reconstrucción de Jerusalén,en el contexto de Daniel 9, la profecía que explica Gabriel son los setenta años mencionados por Jeremías en el año de la destrucción del Templo y por ello se toma ésta como punto de partida y conduce hasta Ciro como el primer ungido, que aparece al cabo de 7 semanas a partir de este oráculo. Por tanto, sí se puede llegar a dicho ungido.

caballero de la paz dijo...

2. Cuando digo que queda a criterio del traductor, me refiero al hecho de que ese "en", que no aparece textualmente escrito en el hebreo, se basa en el uso de un signo de puntuación en el TM, conocido como "etnatjá" y que equivale al punto y coma. Por eso se sabe, a partir del texto hebreo que son dos periodos distintos: uno de 7 y otro de 62 semanas y no 69 semanas como erradamente interpretan algunos traductores y exegetas cristianos*.
Ahora bien, los sistemas de puntuación presentes en el Texto Masorético datan de la Edad Media y por ende, cuando las porciones hebreas del libro de Daniel fueron escritas, éstos no estaban presentes. Esa es una refutación que se podría presentar. Sin embargo, el versículo 26 nos ayuda a saber que no son 69 semanas, sino 7 y luego 62 semanas. En dicho versículo dice: "y después de las 62 semanas, un ungido será cortado y no tiene nada". "Las 62 semanas" de las que habla, se refieren al periodo descrito en el versículo 25 en el cual la plaza y los fosos de la ciudad serían reconstruidos en un periodo de aflicción, comprendido por los dominios persa, griego y romano. El uso del artículo definido antes de hablar de las 62 semanas, nos hace ver que hay una continuidad y que habla del mismo periodo del versículo anterior. En cambio, en el caso del uso de la palabra "mashiaj", en ningún caso aparece el artículo definido en hebreo y eso nos indica que el ungido del versículo 25, es DISTINTO al del versìculo 26, por mucho que cueste aceptarlo. Por ende, aun sacando el "en", se puede saber que el primer ungido viene luego de las 7 semanas y que el segundo, es cortado despuès de las 62 semanas siguientes y que al morir no tiene nada y eso abre paso al dominio del líder extranjero cuyo pueblo destruiría el Templo y la ciudad y todo esto gracias a los signos de puntuación presentes en el texto hebreo y también, y en ausencia de los mismos, a la redacción del versículo siguiente, que establece una separación entre estos dos periodos
Por cierto, en hebreo sesenta y nueve se dice sesenta y nueve y no "siete y sesenta y dos..."



*Aclaro que la traducción del post no la presenta Derej,sino que es un post compartido a partir del sitio Oraj HaEmet como lo indica Derej HaShem al pie de la página.

caballero de la paz dijo...

En cuanto a lo "NO TAN IMPORTANTE".
1) En su interpretación usted ha demostrado pensar que en Daniel 9 se menciona 1 ungido y que ese ungido es Jesús que, según el cristianismo, es el mesías.

2) Ahora entiendo su punto y lamento no haber leído antes el comentario.Lo que escribí más arriba es para los que ven el periodo como un solo bloque de 69 semanas y luego 1, en lugar de reconocer 7, 62 y 1 semana.
En cuanto a la suspensión temporal de la orden, el texto hebreo habla de una profecía sobre la restauración y reconstrucción de Jerusalén. No habla sobre una orden o decreto real que se suspenda o no. Ese detalle, de hecho, se enmarca en el periodo de 62 semanas, que es descrito como un tiempo de angustia.
3) Entiendo y bueno, como señalé antes, este post no lo escribió Derej.
4) A ver. Cuando digo como dice Daniel, no me refiero a que èl lo diga, sino a lo que aparece escrito en el libro de Daniel. Usted más arriba dio una cita de Isaías 53, donde se da una perspectiva sobre el siervo del Eterno. Acá, sin embargo, en el versículo 26, no se está dando ni la perspectiva del pueblo, ni de Daniel. El ángel está explicando lo que acontecería en un determinado momento. No lo que el pueblo o alguien pensara. Su postura carece de sustento real en Daniel 9:26, puesto que como explicaba, es el ángel quien explica a Daniel lo concerniente a las 70 semanas y no alguien dando su opiniòn del asunto. De esta forma, contrario a su afirmación, SÍ hay contradicción, porque el NT dice que Jesús fue exaltado luego de su muerte y posterior resurrección, en tanto Daniel 9:26 sólo menciona a un ungido que fue cortado( no precisamente significa muerto, por cierto) y que al pasar esto, entra en escena un gobernante cuyo pueblo destuiría el Templo. La apologética para justificar este hecho, no tiene sustento ni en la redacción del texto ni en su contexto.
5) Daniel 9:24 se refiere a otro asunto, que nada tiene que ver con la interpretación cristiana, pero bueno, ese es otro tema y para ser honestos,Daniel 9:24 habla sobre asuntos vinculados al pueblo de Israel y no con las naciones.
Un saludo y que igualmente D-os le bendiga.

caballero de la paz dijo...

Olvidaba otro detalle que no tiene que ver con estos comentarios, sino con otros previos: el mashiaj davídico debe ser ungido como lo fueron los reyes de Israel o legitimado como tal. La unción directa que plantea el NT para Jesús, no lo valida como rey o mashiaj de Israel, puesto que la exigencia bíblica es que los reyes y sacerdotes fueran ungidos con aceite consagrado por un sacerdote o profeta. La unción espiritual o directa, solo tiene relación con la profecía, que es lo que apunta Isaías 61:1-3, donde se describe la unción del profeta y la misión que le encomendó el Eterno.Pronto publicaré en este blog más detalles al respecto y lo compartiré por aquí.Un saludo

Abraham Solar dijo...

LO IMPORTANTE(aquí analizo su interpretación, no defiendo la mía con esto)

1) El punto de partida del conteo es, obviamente, crucial. Usted toma Jeremías 29:10 diciendo que este davar es al que se refiere Gabriel en Daniel 9:25 pues en este capitulo Daniel estaba estudiando el davar de Jeremías 29:10. Bueno, una cosa es lo que Daniel estaba haciendo y otra es lo que el ángel dijo. Por cierto que lo que el ángel dijo tiene relación(en parte) con lo que a Daniel le interesaba pero eso no implica que el davar dado por Gabriel sea el davar que le preocupaba a Daniel: el ángel habla claramente de la reconstrucción de Jerusalén. Ahora usted dice que este davar de Jeremías 29:10, que habla sobre el retorno de los cautivos, para los escritores de Esdras y Crónicas es un anuncio de la reconstrucción de la ciudad santa; lo mismo que antes: una cosa es lo que parezca a los escritores de Esdras y Crónicas y otra es lo que dijo el ángel Gabriel.
De este modo la única parte donde se habla claro sobre construir Jerusalén es en Isaías 44:26. Allí está explícito y no queda a merced de ninguna subjetividad de lo que le parezca o le interesa a algún hombre. Y con este punto de partida no corre su interpretación.
2) Gracias por esa información sobre los sistemas de puntuación. Sin sistema de puntuación Daniel 9:25 se leería "desde la salida de la palabra para restaurar y construir Jerusalén hasta un ungido un príncipe habrá siete semanas y sesenta dos semanas se construirá.." Es decir no sabemos donde ubicar al ungido del v.25. Pero el ungido del v.26 se ubica después de las 62 semanas(mencionadas en v.25). Además estos dos ungidos son distintos. ¿eso implica que el ungido del v.25 aparece justo 7 semanas depués del davar? No lo creo, podrían ser hasta contemporáneos.

Por otra parte usted ubica la última semana en el año 70 DC(bien arriba):"sacrificio y la ofrenda diaria en el Templo fueron abolidos, lo cual tuvo lugar en el año 70 E.C,...". Según lo que dice Gabriel en Daniel 9:2 es que en estas 70 semanas "se finalizarían las transgresiones" y "se pondrá fin al pecado"¿de qué manera usted ve que se cumplió esto?



LO NO TAN IMPORTANTE

1) Por su puesto que estoy pensando en el ungido davídico, esa es mi tesis. Pero en mi argumentación solo hablo de un ungido. Si cometí un error escribiendo, por favor, señálelo.
4) Yo rectifiqué más arriba que cuando hablaba de perspectiva no me refería a la opinión de cualquier persona o grupo. Me refería a que en este pasaje la frase "no tendrá nada" se refiere a algo terrenal y no a algo espiritual o celestial. Esto no es lo mismo que diga que esa frase tiene tantas interpretaciones como personas la lean. Si usted dice que este argumento de decir que puede referirse o bien algo terrenal o bien a algo espiritual no tiene sustento¿qué me piensa de lo que el Eterno dice en Génesis 2:17?En este pasaje el Eterno dice "el día(yom?) que de él comieres ciertamente morirás" ¿murió físicamente Adán el día que comió del árbol?¿o el Eterno se refería a una muerte de su espíritu(que implicaría una fuerte física) ?

Abraham Solar dijo...

Respecto de su último comentario(el detalle olvidado). En Lucas 4:18-20 Yeshúa (donde él cita Isaías 63:1-3)habla sobre una unción para ejercer su ministerio(sanar enfermos, libertar presos...etc) y no para ejercer como rey en la tierra aún. De acuerdo al NT, Yeshúa ejerce como rey en la tierra después del "tiempo del fin"( Daniel 12:1).
No obstante, para que alguien sea ungido de HaShem puede ser en forma "directa" como en Isaías 63:1-3, como usted bien lo dijo. Pero HaShem dice que Ciro es su ungido (Isaías 45:1), un rey! ¿en qué momento se derramó aceite sobre la cabeza de Ciro? Sin embargo para HaShem este rey es SU ungido. Saludos, Dios te bendiga.

caballero de la paz dijo...

Hola Abraham! Gracias por comentar. He tenido mucho trabajo en estos días y, por lo mismo, es poco el tiempo que puedo darme para responder.
Antes de replicar a lo pertinente a Daniel 9, me enfocaré en su último comentario respecto a mi acotación previa. Usted dice que Lucas habla sobre la supuesta unción de Jesús y la alusión a Isaías 61, mas no para ejercer como rey en la tierra. Ahí tocó un punto clave y que por desgracia no aceptan: en el Tanaj el Eterno estableció procedimientos para legitimar a alguien, sea gobernante o sacerdote y no hay tal división en la misión del mashiaj entre reino celestial y terrenal. Eso es un artificio cristiano. Si alguien no fue ungido como rey, entonces, por mucho que tuviera adherentes, si no era legitimado, no era rey, ni ante el pueblo, ni ante D-os. Un ejemplo de ello se observa en la mencionada disputa en el post, sobre quién sucedería a David. Pese a que Adonías se proclamó rey y tenía apoyo de algunos sacerdotes, militares y parte del pueblo, en el momento en que Shlomo fue ungido por el sacerdote Tzadok, fue proclamado rey y reconocido por el pueblo como tal. Una vez efectuado esto, no había marcha atrás. Esa unción lo legitimó como monarca y no la mera adhesión. Y así pasó con cada rey legítimo de la dinastía davídica, incluyendo el mashiaj
Cuando hablamos del mashiaj, hablamos de un descendiente de David, con un título real y como tal, si alguien clama ser dicho mashiaj y no fue ungido o legitimado como todo rey de Israel debe serlo, sencillamente no lo era. Así de simple
Objetivamente hablando, Jesús no fue ungido como monarca, ni por un profeta ni por un sacerdote como el Eterno lo estableció desde el inicio de la monarquía en Israel y se mantuvo hasta el final. Jesús no reinó un solo día sobre Israel, ni cumplió con ninguna profecía mesiánica verdadera. Los autores del NT, para justificar ese fracaso tuvieron que apelar a una segunda venida de Jesús y al cumplimiento de profecías que al ser leídas en contexto, poco o nada tienen que ver con el mashiaj. Éste hará todo de una sola vez y su reinado será visible.
El NT dice que Jesús reinará en su supuesto regreso, pero el Tanaj es enfático en lo referente al mashiaj y que será hecho de una vez y como rey estará sujeto a las mismas leyes que los otros en Israel. No hay excepciones, y no estará por encima de ellas. La unción directa sólo era recibida por los profetas. No por los reyes y sacerdotes de Israel.
El mashiaj, aun cuando fuere un profeta, para ser reconocido como rey de Israel y validado por el pueblo y el Eterno, debe ser ungido como se señaló previamente. De lo contrario, si alguien clama ser el mashiaj, pero no cumple con lo que los profetas dijeron de él, ni con las disposiciones de la Torá, entonces no lo es.
Ahora bien, en Isaías 45:1 D-os llama a Ciro Su ungido, que era igualmente un rey. Si presta atención a mi comentario, lo referente a la unción con aceite hecha por un profeta o sacerdote, en el Tanaj es una disposición para legitimar a los reyes de Israel. No un mandamiento para que las naciones legitimen a sus reyes. Ciro era rey de Persia y temporalmente fue rey de Judea, al cumplir con la misión que para él trazó el Eterno de restaurar Jerusalén, el Templo, además de repatriar a los exiliados, las cuales son tareas de un rey davídico. En ese sentido, Ciro asumió temporalmente roles que eran propios de los reyes de Israel, y salvó al pueblo judío durante su reinado y en ese sentido fue como un ungido davídico, mas como no-judío, no estaba sujeto a las leyes de Israel por lo antes explicado. Cabe señalar que la unción real no era una práctica aislada en el Antiguo Oriente y los monarcas persas eran ungidos con aceite por los sacerdotes magi y pasaban a considerarse como ungidos de Ahura Mazda. Por ende,usar ese ejemplo en nada valida la postura cristiana, sino que por el contrario, refleja una falta de conocimiento de las leyes y a quiénes son aplicables.

caballero de la paz dijo...

LO IMPORTANTE(aquí analizo su interpretación, no defiendo la mía con esto)

1) Evidentemente el punto de partida es importante. En eso no hay dudas. Como he dicho, al leer el texto hebreo, queda claro que no es un decreto real, como infructuosamente el cristianismo protestante se empeña en demostrar sin un conocimiento básico del hebreo. La profecía de Jeremías 29:10 es el punto de partida al que alude Gabriel. No es sólo lo que Daniel estudiaba, sino a lo que el ángel aludió y es por algo elemental: la profecía de Jeremías da un marco claro del tiempo en que fue recibida (el año de la destrucción del Templo, durante el año 19 del reinado de Nabucodonosor). Resulta divertido que cuando le conviene, los libros del Tanaj son inspirados y constituyen una revelación divina y cuando no, es lo que le parece a los escritores solamente- y conveniente, por cierto. No es que yo diga que Jeremías 29:10 habla sobre el retorno de los cautivos, y que los escritores de Esdras y Crónicas lo interpreten así. Es lo que el Eterno reveló sobre dicha profecía y a lo que el ángel alude en este caso. La Escritura se interpreta a sí sola y está relacionada. No es sólo lo que los escritores interpretaron. Además, es elemental que para que se reconstruya el Templo, debe primero haber una base en la reconstrucción de la ciudad.
En cuanto a Isaías 44:26, como dice está explícito y no queda a merced de ninguna subjetividad de lo que le parezca o le interesa a algún hombre". Sin embargo, el ángel habla en función de periodos definidos, para el conteo de las 70 semanas, con un punto de partida definidos. No sabemos cuando se escribió Isaías 44:26, pero sí sabemos cuando se escribió Jer. 29:10 y que alude a la palabra de la que habla el ángel, a través de la misma Escritura, por lo que su intento de refutación sigue careciendo de una base sólida.Incluso la hipótesis de la pausa para introducir a Jesús en 7 y 62 semanas carece de validez en el hebreo.
2) Omite la otra parte de mi explicación. Aún sin los sistemas de puntuación, se puede conocer, por el texto hebreo, hay dos periodos distintos y sin esa pausa ficticia inventada para introducir a Jesús: hay un periodo de 7 semanas que transcurre entre la palabra para reconstruir Jerusalén y la aparición del primer ungido y un segundo periodo de 62 semanas, en el cual la plaza y foso serían reconstruidos en tiempos de angustia. Esto puede conocerse al leer el versículo 26, en donde dice: "y después de las 62 semanas..." Estas semanas son las del versículo 25. El uso del artículo definido en el hebreo, ayuda a diferenciar entre los dos periodos. Usted dice que sin signos se leería "desde la salida de la palabra para restaurar y construir Jerusalén hasta un ungido un príncipe habrá siete semanas y sesenta dos semanas se construirá.." Sin embargo, entonces tendría que omitir cada punto y coma de su biblia, ya que en el texto pre-masorético no habían signos de puntuación. Tales signos fueron incorporados en la Edad Media con el fin de facilitar la lectura del texto bíblico y otros, puesto que el hebreo ya no era un idioma de uso común, sino restringida a fines litúrgicos, por ejemplo. En el caso de Daniel 9, el etnajta es introducido por la lectura en contexto que incluye el versículo 26. Por eso, contrario a su falacia ad ignorantiam, sí podemos sabe donde ubicar el primer ungido, puesto que el primer marco de 7 semanas no está en el aire; está delimitado por la salida de la profecía y la aparición de un ungido príncipe.Las 62 semanas no se relacionan con el primer ungido. Es la aparición o ascenso al poder de éste el punto para contabilizar las 62 semanas de aflicción para realizar la reconstrucción y este periodo de angustia, por tanto, no está en el aire. De manera que el texto hebreo permite saber con claridad que hay una distinción efectiva entre un hito y otro y el "no se sabe", aquí no sirve.

caballero de la paz dijo...

3. Sobre el ungido del versículo 26, sólo sabemos que es cortado después del segundo bloque de 62 semanas y es mencionado porque después de ser cortado, se abre el camino para el dominio romano y la destrucción del Templo y la ciudad.
4 En cuanto a los dos ungidos, primero y repitiendo lo anterior, la ausencia del artículo definido en el versículo 26 indica que es DISTINTO al del versículo 25. Si fueran el mismo, diría "ikaret hamashiaj" y no "ikaret mashiaj" como dice en hebreo. Seria como lo concerniente a las 62 semanas, que al ser mencionadas en el versículo 26 dice: "y después de las 62 semanas...". De manera que el texto hebreo-no yo- identifica UN ungido en el versículo 25 y a otro distinto en el 26. Contrario a su especulación y como expuse,el primer ungido aparece luego del marco de 7 semanas a partir del oráculo. En cambio, el otro es cortado después de las 62 semanas. Dicho sea de paso, el ungido del v. 26 es cortado o suprimido. El uso de la expresión "ikaret" indica una sanción divina, aplicada en otros casos igualmente en el Tanaj, en donde alguien era cortado del pueblo por violar una determinada mitzvá.


Abraham Solar dijo...

Bien, usted partió al revés comentando(qué curioso!) y este asunto sobre la unción lo comentaré dentro de unos días en su otro bloque sobre esto mismo(me parece más pertinente y así no sobrecarga esta discusión).
Por otra parte, yo no sé porqué cuando le toca responder sobre su interpretación hace referencia a la mía o al cristianismo protestante,etc. No defienda su postura usando la mía, supongo que se puede defender por sí sola. Justamente por esto escribí entre paréntesis "con esto no hago defensa de la mía".
Ahora usted para defender que el davar del que habla Gabriel es el davar sobre el retorno dice que el ángel "alude" al davar del retorno siendo que si fuese el caso el ángel simplemente diría "desde la salida del davar hasta un ungido". Pero el ángel claramente dice "el davar para la construcción de Jerusalén". Por otra parte usted dice que el davar para la construcción de Jerusalén no puede ser el de Isaías 44:26 pues HOY nadie sabe cuándo fue escrito ese davar¿en el tiempo de Daniel tampoco se podía saber cuándo fue escrito?. Incluso siguiendo con este razonamiento de que el ángel hablaba de algo que en distintas épocas pudiese ser calculado ¿sabe usted con certeza a cuánto equivale una de las "semanas" de las que habla Gabriel?¿lo sabe de verdad?. Yo solo sigo su forma de entender esta profecía, usted habla del davar como algo que el Eterno revela alguien, y según esto, el davar para la construcción de Jerusalén está en Isaías 44:26. Aunque yo no suscribo a esta línea de razonamiento.
¿es inspirada la Tanaj? Por su puesto que sí. Pero usted dijo que había una equivalencia para los autores de Esdras y Crónicas entre del davar de Jeremías 29:10 con el davar dado por el ángel para construir Jerusalén, usted escribió "es vista por los escritores de Esdras y Crónicas como un anuncio de la reconstrucción en la ciudad santa" y esa equivalencia no está ni en Esdras ni en Crónicas.
El quitar sistema de puntuación es obvio que deja algo a criterio del traductor. Los dos periodos diconexos, mencionados en Daniel 9:25, podrían aplicarse al sujeto "un ungido", pero usted dice que solo debe aplicaras el primero¿por qué excluye la otra posibilidad ?. De todos modos esa no es mi principal objeción a su interpretación sino que es lo que puse dos párrafos antes. Pero recuerde que hay una pregunta pendiente sobre su interpretación que no contestó, así que repito esa pregunta.

-Por otra parte usted ubica la última semana en el año 70 DC(bien arriba):"sacrificio y la ofrenda diaria en el Templo fueron abolidos, lo cual tuvo lugar en el año 70 E.C,...". Según lo que dice Gabriel en Daniel 9:24 es que en estas 70 semanas "se finalizarían las transgresiones" y "se pondrá fin al pecado"¿de qué manera usted ve que se cumplió esto?

A propósito había otra pregunta más(en esta parte sí es una defensa de mi interpretación) sobre lo que el NT dice de Yeshúa(quien por cierto cumplió Isaías 53). Repito esta pregunta. Saludos

-Yo rectifiqué más arriba que cuando hablaba de perspectiva no me refería a la opinión de cualquier persona o grupo. Me refería a que en este pasaje la frase "no tendrá nada" se refiere a algo terrenal y no a algo espiritual o celestial. Esto no es lo mismo que diga que esa frase tiene tantas interpretaciones como personas la lean. Si usted dice que este argumento de decir que puede referirse o bien algo terrenal o bien a algo espiritual no tiene sustento¿qué piensa de lo que el Eterno dice en Génesis 2:17?En este pasaje el Eterno dice "el día(yom?) que de él comieres ciertamente morirás" ¿murió físicamente Adán el día que comió del árbol?¿o el Eterno se refería a una muerte de su espíritu(que implicaría una fuerte física) ?

caballero de la paz dijo...

Estimado Abraham: Como señalé en mi comentario previo, debido a que he tenido mucho trabajo, no he podido responder como quisiera, razón por la cual mi respuesta a sus interrogantes previas aún no es completada. Por lo mismo, pido paciencia, ya que de acuerdo a mi disponibilidad horaria, responderé todo o en parte. Por cierto, comentar al revés nada tiene de curioso: sencillamente preferí responder primero aquello que no está relacionado con el post,para luego explayarme en extenso en lo que sí respecta a él. Antes de comentar, veo que cometí un error, ya que en la primera lìnea dejé una parte de su comentario en paréntesis, pues para responder en orden a cada punto, en esta ventana copio su pregunta y en la medida en que voy respondiendo, para poder escribir, puesto que hay un límite pre-establecido de carácteres (4.096) por comentarios.

Finalmente, si hago referencia a su interpretación o a la del cristianismo protestante es para señalar cuáles son sus errores elementales. De hecho, para defender mi postura no necesito acudir a la suya y anteriormente, ya he comentado en debates al respecto, solo señalando lo que se ve de acuerdo con el texto.Simplemente por eso. Así que no veo la necesidad de polemizar. Es tan sencillo como eso y el tema de Daniel 9, para mí, no es complejo de abordar. Por lo mismo, paso a seguir respondiendo a sus preguntas previas, para ver lo que posteriormente añadió y de nuevo, paciencia, que aunque pueda tardar, responderé. Lo primero es lo primero y el trabajo no espera.

caballero de la paz dijo...

Hola nuevamente. Aquí doy las respuestas pendientes que tenía a sus preguntas y luego respondo a las que hizo al final.Apenas tenga tiempo, lo haré.

1. Daniel 9:24 introduce un periodo de 70 semanas decretados sobre el pueblo judío y Jerusalén, la ciudad santa. Con esto se excluye a las naciones o a la iglesia, como alegan algunos grupos. Estas 70 semanas se relacionan con la historia de Israel y cualquier intento por introducir a una iglesia naciente o a la humanidad en su totalidad, es lisa y llanamente forzar el sentido del texto, que es claro. Ahora bien, en cuanto al cumplimiento de los objetivos descritos en Daniel 9, se marca otra diferencia clara en lo referente a la visión judía de la cristiana protestante o restauracionista*. Para los últimos, las 70 semanas están íntimamente relacionadas con el ministerio y muerte de Jesús, quien es el ungido mencionado en los versículos 25 y 26 –o bien dos ungidos, siendo Jesús el del versículo 26- y es este ungido quien finalmente ayuda a cumplir con el propósito de este periodo. Para el Judaísmo, en cambio, como he señalado a partir del texto hebreo, se mencionan dos ungidos que, más que ayudar en el cumplimiento de estos objetivos directamente, sirven para señalar o delimitar sub-periodos y eventos claves en este marco. No son los ungidos los que cumplen o ayudan a cumplir estos objetivos, sino la serie de eventos que tienen lugar en ese periodo los que influyen en su relación espiritual con D-os. Comento esto porque me pregunta esto en alusión a la semana 70 y no a las 70 semanas de manera general.
Para lo concerniente al cumplimiento, voy a citar el texto del versículo 24:
“Setenta semanas están decretadas sobre tu pueblo y sobre tu ciudad, para terminar la transgresión, terminar pecado y perdonar iniquidad y traer una justicia duradera y sellar la visión y la profecía y ungir al Santo de los Santos”(Daniel 9:24)
En lo que se refiere a “terminar la transgresión”, el uso del artículo definido en la palabra hebrea “peshá”, implica que el ángel habla de una transgresión específica. Bíblicamente hablando, una transgresión es el tipo más grave de pecado descrito. Para identificar a qué transgresión en especial se refiere, hay que leer el texto hebreo, en donde la expresión “ha-peshá” o “la transgresión” o “la rebelión” es igualmente utilizada en Daniel 8:13 en relación con el culto pagano, con idolatría, la cual es la raíz y base de otros tipos igualmente graves de pecados, pero distinto a cualquiera de ellos. La transgresión a la que aquí se alude de manera específica, es la rebelión contra D-os manifestada en la idolatría. Daniel 9:24 habla de poner fin a la idolatría que imperó durante la era del Primer Templo y que fue la principal causa por la que éste fue destruido.
A partir este periodo de 70 semanas, la idolatría dejó de ser una amenaza imperante para la existencia nacional del pueblo judío y quedó limitad en tamaño y forma a minorías. Los intentos externos por imponerla, a diferencia de lo acontecido antes del primer exilio, hallaron resistencia física y desafío de parte de la mayor parte del pueblo. A su vez, los intentos internos por imponer y difundir creencias de pueblos extranjeros tuvieron como resultado la expulsión o desaparición de los autores y en el mismo Tanaj podemos ver las medidas que fueron implementadas desde el regreso del exilio de Babilonia e incluso en la revuelta macabea se ve un fiel reflejo de esto, en donde se defendió la santidad del Templo y del servicio a HaShem. En ese sentido, terminar la rebelión se cumplió de manera objetiva y visible en la historia del pueblo judío, convirtiéndose el Templo en un lugar central para el ellos, para servir a HaShem

caballero de la paz dijo...

Terminar pecado y perdonar iniquidad”, a diferencia del punto anterior, no está con el artículo definido en el hebreo, lo que nos dice que estas expresiones se utilizan de manera genérica. “Jatat”, traducido como “pecado”, son aquellos pecados involuntarios y que eran expiados confesando al Eterno su pecado, más un sacrificio en el Templo y arrepentimiento sincero, en tanto “Avon”, traducido como “iniquidad”, son pecados voluntarios para los y para ellos la expiación no se conseguía ni consigue con sacrificios, sino con una confesión y oración sincera, con arrepentimiento genuino y una restitución o sanción. Si bien esto no fue completado, puede señalarse que a pesar de las tribulaciones que pusieron en peligro la futura existencia de la nación judía, durante los tiempos difíciles descritos en las 62 semanas, se produjo una mayor adherencia en la observancia de la Torá y del pacto del Sinaí y que fortaleció la identidad espiritual judía y el exilio sirvió para refinar y expiar las conductas en las que previamente incurrió Israel.
“Traer una justicia duradera”, fue concretado a través de la promulgación de la Torá; su masificación a todo el pueblo y no confinada a una minoría. La Torá es la Ley de D-os; un sistema de mandamientos dados por Él, a través de los cuales está expresa Su voluntad y están las bases para conseguir una sociedad más justa, más allá incluso de la existencia de un Templo. La Era del Segundo Templo permitió al pueblo judío prepararse para sobrellevar el exilio y la justicia duradera representada por la difusión y estudio de la Torá se hizo notoria en medio de los tiempos de aflicción, donde el pueblo se fortaleció a través de las reformas implementadas por Esdras y sus sucesores para el estudio regular de la Torá, así como la adhesión a ella y esas reformas, permitieron que desde el más pequeño hasta el más adulto pudieran estudiar la Torá en aras de servir a D-os.

caballero de la paz dijo...

“Sellar la profecía”, no tiene que ver con que D-os se callara y se volviera silencioso con el pueblo judío, sino que dentro de este periodo concluyó un modo de relación de D-os con Israel, a saber, las visiones y profecías. Durante la era de los profetas, D-os dio a conocer Su voluntad a través de visiones u oráculos y durante este periodo se concluyó. Todo lo que era necesario saber sobre la voluntad Divina para Israel y la humanidad está registrado en el Tanaj. Y si bien la profecía apunta a rectificar, enderezar en la relación con el Eterno, las fallas en la observancia de la alianza, como dice la Torá, igualmente podían conducir a otro exilio.
El último punto, contrario a la interpretación que hacen algunos cristianos, no se relaciona con ungir al mashiaj. Como ya señalé antes, los ungidos solo se mencionan en relación con determinados eventos; como puntos de reverencias. La expresión que a propósito aquí traduje como “El Santo de los Santos”, sin el artículo definido, es la que en las Biblias cristianas protestantes se traduce como “Lugar Santísimo”. Este objetivo se relaciona con consagrar y santificar el Segundo Templo restablecido, lo cual parcialmente se cumplió en la época de la revuelta macabea, luego de la cual el Templo fue reinaugurado y purificado de los ídolos puestos en él por orden del rey Antioco IV Epífanes (o “Epimanes”) y es por lo cual se celebra la festividad de Januká. Pese a que en la era del retorno del exilio el pueblo judío avanzó en gran medida, hubo una desunión que fue lo que llevó finalmente al segundo exilio. Es más: a partir de los gobernantes asmoneos, la ambición y disputas, llevaron a degradar el sacerdocio y su función y eso impidió que se cumplieran completamente los objetivos de este periodo, lo cual estaba previsto por lo mencionado en los vv. 26 y 27.
De manera que estos objetivos se conseguirían a través de los eventos acontecidos durante estas 70 semanas y tenían como objetivo fortalecer la relación de Israel con HaShem, y prepararlos para sobrellevar los exilios, y en éste, unirse como nación.

*Pongo esto, ya que el catolicismo no ve Daniel 9 como mesiánico, sino como una serie de eventos acontecidos durante la guerra contra Antioco Epífanes y la victoria de los macabeos, basados en gran parte en la lectura de la LXX y el segundo ungido es generalmente identificado con el Sumo Sacerdote Onías III, que fue injustamente depuesto y luego asesinado para ser sustituido por Menelao.

caballero de la paz dijo...

2. En cuanto a la segunda pregunta, mantengo lo dicho: su argumento carece de sustento y es solo para justificar el hecho de que si Jesús cumplió Daniel 9, entonces lo que dice el versículo 26 del segundo ungido contradice lo que dice el NT de él como mesías. La interpretación que identifica a Jesús con ese segundo ungido, contradice lo que dice el NT. Si sumamos a esto el hecho de que el libro de Daniel es parte de la literatura apocalíptica, en la cual, a través de visiones se describen eventos de una lucha entre las fuerzas del bien y del mal, además de enlazar lo terrenal con acontecimientos celestiales, definitivamente su alegato argumento no tiene sustento, puesto que en Daniel 9 no se distingue entre si el segundo ungido no tendrá algo en lo terrenal solamente. Al contrario: el uso de la expresión “ikaret” (“amputar”, “cortar”), acompañado de “v’ein lo” (“y no tendrá nada” o “y nada hay para él”), tiene una connotación negativa. “Karet” tiene relación con la expulsión o aniquilación espiritual en otros contextos y el no tendrá nada, se asocia a que no tendrá nada ni en este mundo ni en el venidero, por lo antes señalado. Por eso su separación no tiene sustento. En cuanto a su pregunta, Génesis 2:17 sencillamente nos dice que en el día en que Adam comiera del fruto sería mortal (“ciertamente morirás”) y ya no tendría acceso al árbol de la vida en Edén por el cual podría hacerse inmortal, sino que por el contrario, quedaría expuesto a las vicisitudes de la naturaleza y finalmente moriría. El problema está en que la expresión la lee literalmente entendiendo como una muerte inmediata, cuando en realidad por la redacción sólo indica que Adán desde ese día moriría. No hubo una muerte espiritual de Adán ni una física en ese momento. Por ende, tampoco su pregunta sobre una muerte espiritual resulta acertada, puesto que lo que se produjo fue la caída a un nivel espiritual menor respecto al que poseía al ser creado. Nada más.

caballero de la paz dijo...

Hola nuevamente, Abraham. Retomando mis respuestas previas, si leyera bien mis comentarios, muchas de las preguntas que me hace, vería que ya las respondí y que algunos de sus cuestionamientos son citando respuestas a medias.
1. Creo que más que defender, estoy explicando ya que no es la postura del Judaísmo (a la cual suscribo) quien tiene que defender su postura, sino el cristianismo, ya que introduce elementos extraños al texto, violenta la gramática hebrea y el contexto de Daniel 9 para introducir a un mesías que ni siquiera aparece ni tiene relevancia en este periodo, además del de hecho de que Daniel es un libro escrito por judíos y para judíos, en un contexto distinto al no-judío y su comprensión debe entenderse bajo su contexto histórico y cultural. No en el aire.
2.El texto de Daniel 9:25 parte diciendo: “desde la salida para restaurar y construir Jerusalén hasta un ungido…” eso representa un primer bloque, diferente al segundo de 62 semanas. La revelación que recibe Daniel tiene como punto de partida la profecía de Jeremías sobre el término del cautiverio de 70 años en Babilonia (Daniel 9:2). El sentido de la revelación que Gabriel entrega es clarificar el significado de ESA profecía. No de otra. Como señalé previamente, en Jeremías hay 2 oráculos relacionadas con periodos de 70 años: el primero es el de Jer.25:11-12, que fue dado, como indica Jeremías 25:1, durante el primer año del reinado de Nabucodonosor. El segundo, en cambio, que habla sobre el retorno de los cautivos y la restauración fue dada en el año de la destrucción del Templo (año 18 de la primera deportación a Babilonia), está en Jer. 29:10 ¿Por qué tomo este como punto de partida para hablar de Daniel 9? A diferencia del primero, que habla del exilio y desolación, añade un elemento adicional: el regreso de los cautivos del exilio y el bienestar y paz que de parte el Eterno en el regreso del exilio (v.11). Ahora, yo no hablé de equivalencia entre los autores de Esdras y Crónicas con la profecía de Jeremías 29. Lo que he venido diciendo estos libros muestran el cumplimiento de la profecía de Jeremías sobre el retorno y la reconstrucción del Templo. Según ud no hay asociación entre esta afirmación y Jeremías 29:10. Pero al leer 2 Crónicas 36:20-21, vemos que en primer lugar, se menciona el cumplimiento de la profecía de la desolación de la tierra y el destierro, pronunciada 70 años antes y correspondiente a Jer. 25:11-12. 2 Crónicas 36:22-23, al igual que Esdras 1:1-14, habla del cumplimiento de la palabra del Eterno por medio de Jeremías y la ve reflejada en la promulgación del edicto de Ciro para reconstruir el Templo en Jerusalén y la liberación del cautiverio babilonio. Difícilmente habla de Jeremías 25:11-12, ya que ésta sólo habla del tiempo que estaría el pueblo judío en Babilonia, la tierra de Israel sería desolada y que luego de estos 70 años, el rey de Babilonia sería castigado. Nada dice del retorno del exilio, ni la restauración. Solo la duración de la cautividad. Jeremías 29:10, en cambio, habla de este hecho y de la buena obra de D-os en favor de Israel al retornar a su tierra al cabo de esos 70 años. Ésta es la profecía que se cumple con el decreto de Ciro y cuya concreción tiene lugar en el primer año de su reinado a partir de la derrota de Nabónido, el último rey babilonio (aprox 539 AEC), lo cual nuevamente está vinculado con Jeremías 29:10.

caballero de la paz dijo...

3. Sí, sé con certeza que las semanas de las que habla Daniel 9 son semanas de año y que el precedente bíblico para ello están en el jubileo, descrito en Levítico 25 con detalle. Aquí no importa ni la cantidad de días, ni la de meses, sino de años comprendidos en el periodo descrito. Jeremías describe igualmente su profecía en un marco delimitado y correspondiente a 10 jubileos, o diez semanas de años para referirse al cautiverio. En medio de este margen, es donde recibe la profecía del retorno a Jerusalén y la reconstrucción y a partir de ese punto (586 AEC) se inicia el conteo de las 70 semanas de año que Gabriel describe a Daniel. Aquí nuevamente hay que tener claro que en HEBREO –olvídese de las traducciones aquí-, el punto de partida es un oráculo o profecía. No un decreto real, para el cual se emplean términos distintos en hebreo.
4.No,usted no sigue mi forma de razonar, ya que si lo hiciera, no me preguntaría algo que ya previamente expliqué y con claridad.

caballero de la paz dijo...

5. Con o sin sistema de puntuación, la lectura sigue siendo la misma en este caso. ¿La razón? Primero, Daniel 9 establece 3 periodos, perfectamente diferenciados, de 7, 62 y 1 semana. Cada periodo tiene hitos o eventos que sirven para delimitar su inicio. Por ejemplo, el primero, y que usted cuenta como “7 y 62” -y al que apela a que de acuerdo con la interpretación que expongo no se puede saber cuándo aparece el primer ungido-, es de 7 semanas y va entre la salida de la profecía expuesta arriba y un ungido príncipe. El segundo, son 62 semanas, luego de las cuales un ungido (expliqué más arriba quién era y porqué) es cortado, no tiene nada y entra en escena el gobernante de un pueblo que destruirá el Templo y la ciudad. En la última semana, eso es concretado, además de señalarse detalles como la alianza del pueblo destructor (Roma) con muchos y el cese de la ofrenda a la mitad de la semana y la puesta de una abominación desoladora. La interpretación que usted propone con una pausa ficticia, en donde se reinicia la construcción del Templo luego de ella para abarcar las 62 semanas hasta Jesús, no tiene sustento alguno. Si uno lee el Tanaj, el supuesto periodo en donde hay una pausa y luego reinicia la reconstrucción, basado en el libro de Esdras, vemos que eso en realidad es parte de las 62 semanas de aflicción en la restauración, razón por la cual éstas no son parte de las 7 semanas primeras, que inician entre el oráculo y el primer ungido. Segundo punto y más importante: el contexto del texto, y el versículo 26 en hebreo permiten conocer con certeza que efectivamente el primer ungido aparece durante las primeras 7 semanas y que las 62 en cambio son un bloque aparte. El uso del artículo definido en el v. 26 en la expresión “…y después de las 62 semanas…”, indica que estas 62 semanas son tomadas aparte de las primeras 7 y que los hitos marcan periodos distintos (oráculo-ungido: 7 semanas; 62 semanas de reconstrucción en tiempos difíciles) Esa separación es el criterio utilizado por los escribas para, acertadamente, introducir posteriormente los signos de puntuación en la lectura y que permiten leer “…7 semanas y en 62 semanas” o bien "7 semanas; y 62 semanas…", pero sin los cuales, repito, aún se pueden separar como 7, y luego 62, perfectamente claros y definidos, apareciendo un ungido en el primer periodo y OTRO distinto después y no contemporáneos al segundo.

caballero de la paz dijo...

6. Usted habla del sujeto “un ungido”, pero en realidad, por mucho que cueste que lo acepte, Daniel 9:25-26 habla de DOS UNGIDOS. Las reglas gramaticales del hebreo indican esa clara distinción. No yo ni lo que crea. Usted me pregunta porqué excluyo la posibilidad de aplicar Daniel 9:25 al otro ungido, pero vuelvo a repetir por enésima vez: no soy yo quien señala que hay dos ungidos, sino el texto hebreo, en donde no se usa el artículo definido para indicarnos que el del versículo 26 es el mismo del 25, sino que por el contrario, se deja de manera indefinida (“un”). En el v. 26, como acabo de explicar, el artículo definido ayuda a determinar cuándo un versículo habla de un mismo asunto que el previo: en el v. 62 se habla de 62 semanas. En el versículo 26, cuando se mencionan esas semanas, están precedidas por el artículo definido, lo cual indica que son las mismas del versículo previo. En el caso de la palabra “mashiaj”, eso no sucede así, sino que por el contrario, siempre, tanto en el versículo 25 como en el 26 se mantiene la ausencia de artículo definido y al no ser un nombre propio ni esta en lo que comúnmente se denomina "estado constructo", automáticamente se lee como "un", lo cual nos indica entonces que son dos ungidos y no uno solo ¿Por qué digo que lo que dice el versículo 25 aplica sólo al primer ungido y no al segundo? La respuesta la di antes: la redacción del texto hebreo (con o sin signos de puntuación) y el versículo 26, separan con claridad las primeras 7 semanas, de las siguientes 62, lo cual echa por tierra las interpretaciones que dicen que el primer ungido viene luego de 7 y 62 semanas, en lugar de las 7 de las cuales habla Daniel 9:25 y descartan que sea el mismo con el del versículo 26 y por ende, el primero sólo es mencionado, en tanto del segundo se dice que es cortado y no tendrá nada, pero no por el ungido en sí, sino porque al ser cortado, abre camino para una secuencia de eventos que culminarán con la destrucción del Segundo Templo,la ciudad santa y el exilio.

Abraham Solar dijo...

Hola CDLP. He estado atendiendo otros asuntos, por eso la demora de esta respuesta.
Bien, veo que hay muchos mal entendidos en esta conversación y se ha alargado mucho. Por ejemplo, yo escribo "un ungido" para no escribir "el ungido", pero yo no escribo "un único ungido", es decir, que de acuerdo a lo que usted explica sobre la gramática hebrea yo considero que puedan ser dos ungidos(esto yo no lo sé, pero considero que pueda ser cierto); lo que a mí me interesa es el ungido que aparece luego de las 62 semanas. Además, es obvio que cito parte de sus respuestas para no saturar el texto, pero cito lo medular.
Por otra parte yo le he expuesto mis principales objeciones a su interpretación, las cuales son dos. La primera es que lo que Daniel buscaba(con su humana limitación) no determina lo que HaShem le quiera revelar: el ángel habla sobre la reconstrucción de Jerusalén no sobre el retorno de los cautivos(y por lo tanto el punto de partida debe ser Isaías 44:26). La segunda es sobre el cumplimiento de Daniel 9:24, ya que "poner fin al pecado" no se cumple de ninguna manera (usted dice "Si bien esto no fue completado"). Nos podemos detener una vida en contextualizar una palabra para hallar su significado real pero hay mensajes globales claros en el Tanaj que HaShem quiere que se sepan(aunque hay algunos que creen que HaShem no quiere se le conozca), y uno de esos mensajes es el Perdón del Pecado, lo dice el libro de Isaías en Isaías 53:4-12, lo dijo Jeremías en Jeremías 31:33-34 y ahora Daniel 9:24 habla de poner fin al pecado. Las preguntas son ¿cuándo?y ¿cómo?. Si la semana 70 se ubica en el periodo de la destrucción del segundo templo(como usted dice) entonces ya ocurrió. Pero Isaías 53:4-12 habla de cómo se produce el "quitar el pecado". Juzgue usted mismo. Saludos!

guerrero de la paz dijo...

Buen día, Abraham. No hay problema y le entiendo, puesto que he estado en una situación similar.
Respondiendo a sus objeciones, puedo decir lo siguiente:
1. Expliqué previamente, fundado en el TANAJ -no en una opinión personal-, porqué Jeremías 29:10, además de hablar del retorno de los cautivos, se relaciona con la reconstrucción de Jerusalén y el Templo. También expliqué porqué razones Isaías 44:26 NO puede ser el punto de partida para el conteo de las 70 semanas. El tema no es que HaShem revele algo distinto. La visión que tiene Daniel tiene que ver con la profecía que estudiaba Jeremías. No es necesario el afán en enredar y torcer el sentido del texto para justificar lo injustificable. Como señalé más arriba: "eremías describe igualmente su profecía en un marco delimitado y correspondiente a 10 jubileos, o diez semanas de años para referirse al cautiverio. En medio de este margen, es donde recibe la profecía del retorno a Jerusalén y la reconstrucción y a partir de ese punto (586 AEC) se inicia el conteo de las 70 semanas de año que Gabriel describe a Daniel....". Las 70 semanas son en torno a hitos definidos, claros y perfectamente delimitados en el TanaJ y en la historia secular, como contraste. Por eso su refutación carece de sustento, porque pasa por alto esos detalles. Por ende, ya respondí a esa objeción, a través del Tanaj. No tiene caso que se enrede en lo mismo

2 Daniel 9:24 se cumple en ISRAEL. No en las naciones o en la iglesia. Los intentos por introducir a Jesús y su supuesta obra expiatoria a través de la muerte vicaria, TUERCEN el texto para introducir algo que no dice. En ese sentido,
repito que el proceso llevado a cabo durante esas 70 semanas como un todo lo que cumplirìa con esos objetivos. Los ungidos sólo son mencionados como puntos de referencia previo al inicio de determinados periodos. El ungido de Daniel 9:26 sólo se menciona puesto que al ser cortado, no tendrá nada, ni en este mundo, ni en el venidero. Sus intentos por disociar arbitrariamente, son para justificar la interpretación protestante que vincula Daniel 9:26 con Jesús, al mismo tiempo que le aplica Isaías 53. Pero por mucho que cueste aceptarlo, si Daniel 9:26 se cumple en Jesús, entonces la interpretación cristiana expuesta contradice lo que expone el NT y lo que dice Isaías sobre la retribución que recibe el siervo. Daniel 9:26 habla de un ungido sin legado y en todo sentido al ser cortado. Allì no se disocia entre terrenal y celestial -algo sin base-, lo cual puede saberse leyendo el texto hebreo y entendiendo la implicancia de cada término. Ese es su principal error al interpretar estas 70 semanas: que para introducir a Jesús como el segundo ungido, tiene que ir contra la gramática hebrea, contra la historia, contra el Tanaj y el mismo NT.


guerrero de la paz dijo...

3. Por otro lado, el periodo de 70 semanas también tenía previstos fracasos por el pueblo hebreo. El sentido global de dicho periodo lo mencioné antes y los objetivos, si no se cumplían a cabalidad, llevarían a nuevo exilio. Sin embargo, estas 70 semanas servirían para fortalecer la relación de Israel con el Eterno, y su adherencia a la Torá incluso en momentos difíciles, lo cual se ha cumplido a lo largo de la historia y de manera objetiva, sin especulaciones. Las 70 semanas NADA tienen que ver con el cristianismo y objetivamente hablando, los seguidores de Jesús no pueden decir que su mesías puso fin al pecado, que es la forma más leve de las 3 mencionadas en Daniel 9. Es interesante que no diga nada sobre la rebelión, ni tampoco en lo referente a la expiación que ve el pueblo judío.
4. Usted dice:"...pero hay mensajes globales claros en el Tanaj que HaShem quiere que se sepan(aunque hay algunos que creen que HaShem no quiere se le conozca)" El comentario resulta bastante sentimentalista y tendencioso. Solo puedo decir, sin ánimo de interpretar mal sus palabras, que los judíos están abiertos a instruir a quienes con sinceridad deseen aprender, sin afanes proselitistas y que no hay problemas en conocer a HaShem para un gentil, contrario a lo que enseña el NT en términos difamatorios sobre los fariseos y que lamentablemente algunos creen como una verdad innegable, pese a que la historia y los hechos objetivamente refutan lo que dice el NT

guerrero de la paz dijo...

5. Continuando con su intervención, que segùn ud algunos no quieren se conozcan: "y uno de esos mensajes es el Perdón del Pecado, lo dice el libro de Isaías en Isaías 53:4-12,lo dijo Jeremías en Jeremías 31:33-34 y ahora Daniel 9:24 habla de poner fin al pecado".
RESPUESTA: Si nos ceñimos al contexto, Jeremías 31, al igual que Daniel 9, hablan de eventos relacionados con la historia de ISRAEL. Nada más. No con la humanidad completa.Donde dice "Israel" o "tu pueblo", se refiere al único Israel existente, por lo que el cristianismo, por mucho que alegue tener injerencias en este, no entra en esta categoría. En lo referente al perdón del pecado,el Tanaj aborda eso de manera amplia, al igual que la expiación y de hecho, refuta la interpretación cristiana que habla de una muerte vicaria, expiación hecha por un mesías-dios o que sin sangre no hay perdón de pecados, todo lo cual es anti-tanajico. Jeremías 31:31-34 habla de una nueva alianza, distinta a la que estableció D-os con Israel al salir del Sinaí. Las palabras de los versículos 33 y 34 nos dicen en qué consiste dicha nueva alianza y nada tiene que ver con la interpretación neotestamentaria, que habla de una Torá interna, en contraste con la externa o ritual. La alianza a la que alude hizo D-os con los padres al salir de Egipto, es descrita en Dt 11:18-19. No habla de una nueva Torá, sino de un cambio en esa alianza y no en las leyes establecidas. La ruptura de alianza de parte los israelitas (no que "invalidaron") tiene que ver con las causas que llevaron al primer exilio y la destrucción del Templo y en contraste, Jeremías 31:31-34 expone que en el futuro, las cosas cambiarían en el pueblo judío respecto a la observancia de la Torá. El cumplimiento pleno de dicha profecía, que habla de un servicio espontáneo al Eterno de parte de Israel, a través de la observancia de Sus leyes, tendrá cumplimiento pleno en la era mesiánica.

7. Isaías 53, por otro lado, es un texto bastante controvertido, como sabemos. La temática de Isaías 53 NO ES LA MISMA. Es más:el siervo del que se habla no es otro que el pueblo de Israel y los justos que hay en èl sufriendo. Y hay varios indicios tanto en Isaías, como en Jeremías y en los salmos que permiten refutar la interpretación cristiana de que habla de un mesías sin pecado rechazado por Israel. El siervo sufre DEBIDO a la iniquidad y rebelión de las naciones, pero la aceptación de este sufrimiento es voluntaria y el Eterno dice que si acepta ofrecer su alma como ofrenda por la culpa (no por el pecado), recibiría una retribución. No habla de una muerte vicaria ni de un sacrificio humano por el pecado, lo cual viola la Torá, aunque era aceptable para las religiones de las naciones no fundadas en la Torá
6. Usted dice: "Las preguntas son ¿cuándo?y ¿cómo?. Si la semana 70 se ubica en el periodo de la destrucción del segundo templo(como usted dice) entonces ya ocurrió. Pero Isaías 53:4-12 habla de cómo se produce el "quitar el pecado". Juzgue usted mismo" RESPUESTA: Su discurso es el mismo de muchos misioneros con los que en algún momento he hablado personalmente o discutido por estos medios. Como dije más arriba, las 70 semanas son un marco de tiempo abierto..Y agrego que no supone el fin de la historia. Es un proceso de refinamiento y que se desarrolla a lo largo de la historia, pero además los objetivos principalmente sirvieron para fortalecer al pueblo judío en medio del exilio, como el que vivió Daniel, para servir a HaShem y no ser dominados por influencias externas ni internas, como si pasó previo al primer exilio.

guerrero de la paz dijo...


8. Para asumir que Daniel 9:24 e Isaías 53 hablan del mismo proceso, hay que dar un salto cuántico, a partir de supuestos que, como dije, a partir del texto hebreo de Daniel 9:26 se pueden refutar. Isaías 53 de hecho, habla de rebeliones, mientras que Daneil 9 específicamente habla de una rebelión que fue superada por el pueblo hebreo (la de la idolatría). Si bien lo poner fin al pecado no se ha cumplido, como expuse previamente, el pueblo judío y la humanidad cuentan con medios para expiarlo, aun sin Templo y sacrificios. Isaías 53 habla de un siervo que es golpeado debido a las transgresiones e iniquidades de otros, es decir, como consecuencia de y que son vistas como causadas por D-os. Sin embargo, el punto de poner fin al pecado, habla del tipo de pecado menos severo y grave, como expliqué más arriba. Le recomiendo aprender la diferenciación que hace el Tanaj sobre los distintos tipos de pecados y lo que está dicho en Daniel 9 e Isaías 53 respectivamente, para entender mejor el asunto. Saludos y que HaShem le bendiga.

Abraham Solar dijo...

Se dice que el segundo ungido será cortado y no tendrá nada a lo que usted dice que esto debe ser en forma absoluta leyendo el texto de forma plenamente literal. Pero otra parte me dice que cuando lea en Génesis 2:17 la frase "el DÍA que de él comieres ciertamente morirás" entonces no sea tan literal y que la parte "el día" lo INTERPRETE como que desde ahí comenzó la muerte para Adam; y por otra parte, de ninguna manera podría ser, como dice usted, desde ese día "serás mortal" pues si Adam para mantenerse vivo eternamente necesitaba siempre comer el árbol de la vida entonces por definición ya era mortal. Entonces lo que usted dice sobre Génesis 2:17 tampoco tiene sustento pues no es literal su interpretación.
Por otra parte claro que los textos que cité se refieren a la redención del pecado para Israel pues en ese periodo el mayor problema era el pecado y si no se resolvía ese problema,de acuerdo a Deuteronomio 28, Israel no podría habitar la tierra que Dios juró dar a la simiente de Abraham. Pero Israel mismo no podía dejar de pecar pues el pecado como, dice Jeremías 17, estaba escrito en su corazón y por lo mismo Jeremías 31 habla de un nuevo pacto en el cual ahora la ley de HaShem estaría escrita en sus corazones. Por si mismo no podía Israel, HaShem tenía que quitar su pecado y así con esta justificación de la culpa no se ve obligado a expulsarlos de la tierra prometida a sus padres. Y si Israel podía por si mismo quitar su pecado y permanecer en la tierra ¿por qué ocurrió la diáspora del segundo templo?. Ahora Daniel 9:24 habla de quitar el pecado(habla de otras cosas pero no engaño al refriere a este punto crucial) de Israel(o el pueblo de Daniel) y eso se debe cumplir en 70 semanas, si no se cumple esa palabra entonces no era de HaShem pues él no miente.
No es posible que el siervo mencionado en Isaías 53 sea Israel pues en el verso 8 dice que "fue cortado de la tierra de los vivientes" (¿eso ocurrió u ocurrirá a Israel?). En cuanto a lo que yo suscribo, veo en el verso 8 que este siervo no tiene descendencia en la tierra mientras que el verso 10 verá descendencia... entonces ¿a qué descendencia se refieren los versos 8 y 10? la primera se refiere a la de la tierra y la segunda no puede referirse a la misma de modo que es una espiritual y por tanto lo que dice el verso 12 no se refiere necesariamente a una recompensa terrenal inmediata(digo esto pues según el NT sí habrá también un reino terrenal(como lo dicen los profetas) pero lo primero es lo mayor, lo celestial. Esto jerarquía de las potestades celestiales sobre las terrenales está en Daniel 10:13). HaShem te bendiga.

guerrero de la paz dijo...

Abraham:
1. Nuevamente noto un problema de comprensión de mi comentario, sumado a hombres de paja. Si vuelve a leer mi comentario, señalé que en base a la fraseología en hebreo, los términos utilizados hablan de un ungido que es cortado y no tiene nada y que la palabra que se traduce como cortado (“karet”), en el Tanaj es aplicada en relación con una pena impuesta por pecados graves. Una persona que sufre la pena de karet, es cortada del pueblo de Israel y eso es en base a lo que hizo contra D-os. Acá no estamos hablando de que los judíos percibieran que ese ungido pecó e hizo algo grave, como sin fundamento alguno pueden ustedes alegar para hacer cuadrar esto con el NT y su interpretación de Isaías 53 –en donde sí se emite una percepción de los hablantes, que ven al siervo como golpeado por D-os, que no es lo mismo que “karet”. Daniel 9 habla de un ungido que es cortado por su iniquidad ante D-os y una vez que esto sucede, no tiene nada ni en este mundo ni en el venidero por la gravedad de su pecado. Si hubiera sido quitado siendo inocente, en el hebreo no aparecería la palabra antes mencionada, sino otra distinta.
2. Su problema principal sigue siendo la conexión ficticia por la cual pretende hacer que los objetivos mencionados en Daniel 9:24 sean cumplidos por el segundo ungido y el salto lógico por el cual lo conecta con Isaías 53. Es el periodo de 70 semanas, el que ayudaría a cumplir lo mencionado en Daniel 9:24. No los ungidos, como afirma ud y otros apologistas cristianos. Los ungidos son mencionados como puntos de inflexión, previo a eventos cruciales. El que el segundo ungido fuera cortado por sus pecados –no los del pueblo-, abre la puerta a que un gobernante que habría de venir (a saber, Pompeyo) dominara Israel y que su pueblo posteriormente destruyera el Templo y la ciudad, lo cual aconteció en la primera guerra judeo romana y de lo cual hay registros históricos verificables, contrario a las especulaciones cristianas que sitúan la semana 70 entre la supuesta resurrección de Jesús, fin de su ministerio, la iglesia o en el futuro distante. En cambio, el primer ungido es mencionado porque a partir de un evento clave- la orden para reconstruir el Templo dada por Ciro durante su primer año de reinado-, se da inicio a un periodo de 62 semanas de años en las cuales los judíos deberían enfrentar vicisitudes y enemigos externos o externos para reconstruir completamente la ciudad. Y todo esto, ayudaría a cumplir con los objetivos trazados en esas 70 semanas. Por ende, no hay una lectura literal, como dice, , ya que de ser así, no habría explicado ese detalle que, para un lector hispano promedio y que desconoce los términos hebreos empleados, pasa inadvertido. Así que su especulación nuevamente pasa por alto detalles importantes para entender el texto.

guerrero de la paz dijo...

3. Daniel 9 narra una visión enmarcada en la literatura apocalíptica –no profética-, por lo cual no debe leerse literalmente. El texto de Génesis 2:17 no habla de que cuando Adam comió del fruto, murió espiritualmente. El texto no da pie para eso y es una explicación rebuscada la que planteó usted. La consecuencia fue un descenso en su nivel espiritual, pero no la muerte espiritual que usted alega, lo cual por cierto está en línea con las doctrinas paulinas. Ahora bien, su intento de refutación distorsiona mi comentario sobre el versículo que usted preguntó. Sobre el sentido de la frase, si bien Adam no fue creado inmortal, al estar en Edén y comer del fruto podría serlo. Nunca dije que tuviera que comerlo siempre. Sólo hablé de comer el fruto. Lo demás, es una conjetura suya y no mía. En cambio, al ser expulsado Adam del jardín, como sanción por su desobediencia, definitivamente moriría, puesto que entonces el Eterno le prohibió el acceso al fruto del árbol de la vida que le haría inmortal y a la humanidad toda. A eso apunto con que cuando dice "el día en que comieres de él...ciertamente morirás", indica que desde aquel momento moriría, sería mortal definitivamente, ya que antes de que comiera de él, podría haber sido inmortal y es por eso que el Eterno envió querubines que custodiaran el camino para evitar que se hiciera como Él y los ángeles y de esa forma el hombre viviera para siempre - los ángeles, claro está, son creados, pero inmortales, a diferencia de D-os, que es eterno-.

guerrero de la paz dijo...

4. Usted afirma que los textos que citó aluden a la redención del pecado para Israel y luego expone lo que es claramente parte de la teología cristiana, aun cuando no lo corrobora en el Tanaj y en CONTEXTO. Según usted, Israel no podía dejar de pecar y como solución, D-os mismo iba a quitar el pecado para que el pueblo no ser apartado de su tierra. Sin embargo, sus declaraciones contradicen el Tanaj y se acomodan a la teología paulina, basada en ideas helenistas y de origen pagano.
D-os desde un principio sabía que Israel podría fallar en la observancia de Sus leyes y en la alianza que hizo con ellos en Sinaí y el Tanaj nos indica que el ser humano tiene una tendencia hacia el mal, como también una hacia el bien. El mismo Salomón menciona esta tendencia del ser humano a errar en su tefilá para inaugurar el Templo, y en los salmos igualmente nos dice que el ser humano puede apartarse del mal y hacer el bien, para finalmente servir a D-os por sí solo.
Como parte de la alianza del Sinaí, si Israel observa la Torá y la transmite de generación en generación para este fin, residiría en su tierra y fructificaría en ella. En caso contrario, D-os dice que sería enviado al exilio, entre otras sanciones violarla. Pero también afirma algo que ustedes NUNCA mencionan: que el ser humano sí puede observar la Torá por sí solo; que los mandamientos que dio a Israel no son tan difíciles como para no cumplirlos (Deuteronomio 30:11-14) y que a través de ellos vencer el pecado y crecer espiritualmente. En ningún lado del Tanaj dice que si Israel fallaba en cumplir la alianza, D-os haría un nuevo pacto como el que usted menciona, porque no podría observar la Torá y la cambiaría.
Es más: en Deuteronomio 30:1-10 se nos dice que si al estar Israel en el exilio, se vuelve el Eterno de manera sincera y observa Sus leyes, sería restablecido, todo esto sin necesidad de sacrificios y sin un mesías rey, sino producto de la teshuvá. Por eso su apelación a que Israel no podía dejar de pecar y que pasado un cierto tiempo D-os haría cambios como los expuestos en el NT, contradicen la Torá y sólo buscan sustentar una doctrina salvífica propia del paganismo antiguo.
Para entender cómo funciona realmente la alianza del Sinaí, también es necesario saber lo que dice realmente el Tanaj sobre la expiación, por lo que le sugiero leer este artículo, que ayuda a entender por qué sus afirmaciones parten de un falso supuesto: http://derej-hashem.blogspot.cl/2015/05/es-la-sangre-el-unico-medio-que-d-os.html

guerrero de la paz dijo...

5. La Torá enseña que aun habiendo Israel violado las mitzvot, D-os no invalidaría Su alianza, ni los abandonaría en el exilio y que si se volvieren sinceramente hacia Él, volverían a su tierra y serían restaurados, como señalé en el párrafo anterior. Esto no tiene fecha de vencimiento y no se relaciona con una cantidad de veces luego de la cual tiene vencimiento. En términos simples D-os mismo indica en la Torá lo que usted y el Cristianismo en general no dicen:
"Aun con todo esto, estando ellos en la tierra de sus enemigos, Yo no los rechazaré ni los detestaré hasta exterminarlos, ni invalidaré jamás Mi alianza con ellos; porque Yo, el Eterno, soy su D-os.” (Levítico 26:44)
La estadía en la tierra de Israel está condicionada por la observancia o no de la Torá y si Israel es enviado al exilio, por el arrepentimiento volvería a su tierra, para ser plenamente restaurado en la era mesiánica.
D-os no le exige al ser humano más de lo que pueda dar y le dio al ser humano la capacidad de que por sí solo venza su impulso hacia lo malo y le sirva y eso aplica tanto para judíos como gentiles, por lo cual la visión salvífica cristiana contradice a la Torá y los profetas.

guerrero de la paz dijo...

6. Aludió al texto de Jeremías 17, en donde se habla del pecado que llevó al primer exilio, a saber la idolatría. Sin embargo, Daniel 9 nos dice que dentro de esas 70 semanas se pondría fin a una rebelión específica (“la rebelión”), a saber, la idolatría, lo cual fue logrado por el pueblo judío durante la era del Segundo Templo y que fue uno de los objetivos trazados en Daniel 9:24. Curiosamente, usted saca ese texto de Jeremías para sustentar la idea de que Israel no podía dejar de pecar porque estaba dentro de él, pero no cita ni menciona lo que expliqué respecto a la idolatría en Israel. Israel pagó por los pecados descritos en Jeremías 17 al ser enviado al exilio en Babilonia. Israel se arrepintió sinceramente, fue perdonado y finalmente logró superar y luchar contra la idolatría y los intentos internos y externos de imponerla en la tierra de Israel
7. El pecado no se hereda. El pecado no es un estado. Son acciones contra una o más leyes de D-os y no todos los pecados tienen ni la misma gravedad, ni las mismas sanciones. Pablo dijo en Romanos que la paga del pecado es la muerte, pero no todos los pecados tienen dicha sanción, y hay acciones que por ejemplo, constituyen un pecado si un judío las comete, pero no si un gentil lo hace (por ejemplo, comer cerdo, está permitido a un gentil, mas no a un judío, así como trabajar en Shabat es prohibido al judío y no al gentil). En el Tanaj cada ser humano es responsable por sus actos y ninguno va a ser culpable ante D-os por los de otro, como el NT da a entender respecto a Jesús. Tal idea es contraria a la Torá y los profetas (Dt. 24:16, Ez. 18, Jeremías 31:29-30).

guerrero de la paz dijo...

8. El segundo exilio, a diferencia del primero, no ocurrió por la idolatría y derramamiento de sangre que llevaron al exilio en Babilonia. El segundo exilio se produjo por la falta de amor y unión entre el pueblo judío que se empezó a notar en los últimos 70 años aproximadamente antes de la destrucción del Templo y también por la excesiva tolerancia al mal. Este fue un proceso gradual, que empezó a partir del final de la dinastía asmonea y que llevó a la decadencia de Judea y el posterior exilio.
9. La nueva alianza mencionada en Jeremías 31:31-34, se dice que no será como la que hizo D-os con sus antepasados cuando los sacó de Egipto, además de señalar que será con Israel y Judá. Todo eso excluye al cristianismo y a la explicación paulina sin base en la Torá que habla de que fueron injertados en Israel, ya que sus antepasados no fueron liberados de Egipto, ni son Israel, sino gentiles. Esa nueva alianza consiste en que en la era mesiánica ya no será necesario que los judíos estudien la Torá para ponerla en práctica, ni le tengan que decir a otro que la estudie, sino que la Torá estará dentro de sus corazones desde que nazcan y en ellos nacerá espontáneamente el deseo de cumplirla. Cuál sería entonces la alianza que hizo D-os con los padres? Que debían enseñar la Torá a sus hijos y estudiarla diligentemente de generación en generación (Dt. 6:4-9, 11:18-20). La fraseología de Jeremías 31:32-34 rememora estas palabras.
Israel, durante la era del Primer Templo falló en cumplir con esto durante la era del Primer Templo y por eso reinaba la idolatría. La Torá no se estudiaba de manera masiva, ni se enseñaba de padres a hijos. En ese contexto que D-os anuncia que en la era mesiánica eso será distinto y claro, no se ha cumplido completamente, pero a partir del exilio en Babilonia se intensificó su estudio y adhesión, hasta nuestros días. Es más: luego del primer exilio, con las reformas de Esdras y Nehemías el estudio de la Torá se hizo algo cotidiano; regular y masivo y los judíos estuvieron dispuestos a arriesgar sus vidas por su observancia, y por proteger la santidad del Templo ante la idolatría que intentaron imponer los dominios extranjeros. La forma de relacionarse con la Torá cambió y parcialmente se insertaron los gérmenes que llevarán a que en la era mesiánica la profecía tenga pleno cumplimiento para ISRAEL.

guerrero de la paz dijo...



10. Daniel 9:24-27 describe un periodo en el cual acontecen una serie de eventos a lo largo de un periodo no continuo de 70 semanas de años, que llevarían a cumplir con determinados objetivos trazados en el v.24. Algunos de estos, fueron cumplidos, como el término a la transgresión representada por la idolatría. De los tres tipos de pecados expuestos en el Tanaj (jet, avon y pesha), es esta la más grave y durante este periodo, Israel como nación supo hacer frente a ella. Sin embargo, como señalé no todos los objetivos se cumplieron a cabalidad. El poner fin a pecados e iniquidades –formas menos graves de pecados, pero pecados, con o sin sanción, según corresponda, pero con requerimiento de teshuvá sincera y compromiso para ser perdonados y no cometerlos nuevamente-, ni ungir o consagrar el Lugar Santísimo, es decir el Templo, no pudo completarse por las disputas y corrupción que se instauraron durante la última etapa de la dinastía asmonea, ni por la desunión del pueblo que se hizo evidente. Usted dice: “Daniel 9:24 habla de quitar el pecado (habla de otras cosas pero no engaño al refiere a este punto crucial) de Israel(o el pueblo de Daniel) y eso se debe cumplir en 70 semanas, si no se cumple esa palabra entonces no era de HaShem pues él no miente”. Como le dije anteriormente, usted no diferencia entre las clases de pecados expuestos por Daniel y, peor aún, asume que los objetivos, si no se cumplían en 70 semanas, entonces la palabra no vino del Eterno. Sin embargo, la visión de las 70 semanas contemplaba la posibilidad de que Israel pudiera fallar en el cumplimiento de algunos de estos objetivos, y el resultado sería la destrucción de Jerusalén, el Templo y el exilio (Daniel 9:26-27). Pero a diferencia del primer exilio, el periodo de 70 semanas sirvió para refinar, mantener un remanente fiel en Israel y fortalecer el estudio y la observancia de la Torá bajo persecuciones y condiciones adversas. Ese es uno de los fines de estas semanas. La demora en el cumplimiento de los objetivos a plenitud, tiene relación con pecados o iniquidades. En el Tanaj, en el libro de Daniel en su oración se nos menciona la demora en la restauración del primer exilio debido a los pecados cometidos. Esto también se relaciona con lo expuesto en la última parte de Daniel 9:27 y los objetivos tendrán cumplimiento completo y no solo en parte en la era mesiánica. Por tanto, su afirmación de que si no se cumplen justo en las 70 semanas, pasa por alto detalles como el cumplimiento de las visiones o profecías, retrasado o favorecido por el accionar humano.

guerrero de la paz dijo...

11. La expresión “ser quitado de la tierra de los vivientes”, quiere decir que el pueblo judío fue enviado del exilio y dentro de él, es. “Tierra de los vivientes” es un término empleado en el libro de Ezequiel (33:24) para referirse a la tierra de Israel, al igual que Isaías 53. Por ende, no se refiere a que Israel dejara de ser como pueblo, sino que fuera enviado al exilio. Si le damos una interpretación literal, Israel dejó de año 586 AEC cuando el ejército de Nabucodonosor lo envió al exilio y fue posteriormente restaurado.
El pueblo judío entonces es cortado; separado de su tierra como nación, ya sea por Nabucodonosor, como por Tito y Adriano, -que cambió el nombre a la provincia de Judea por el de “Syria Palestina”, luego de la revuelta de Bar Kojba-.
Por ende, el sentido del versículo mencionado, es que Israel, con su remanente justo, es enviado al exilio, lo cual es descrito metafóricamente como “quitado de la tierra de los vivientes”, siendo cortado de la tierra que D-os le prometió en herencia.
En este exilio, el justo es afligido y herido como consecuencia del descarrío de las naciones que, a conciencia, sometieron, vejaron y le torturaron a través de la historia, culpándolos de crímenes y atrocidades que proyectan en realidad lo que hay en sus corazones. El siervo es herido debido a y no por las transgresiones de las naciones, pues cada uno es responsable ante D-os por sus pecados.

Como detalle adicional, entre Isaías 42 y 53, en los cánticos del siervo, siempre se identifica al siervo con Israel. En la LXX, por ejemplo, en el versículo 1 el nombre del siervo es precisamente Israel y los sufrimientos del siervo son descritos como algo que ha ocurrido ya en tiempos del profeta, pero la exaltación es futura y se relaciona con la era mesiánica y varios pasajes del Tanaj coinciden con la descripción y exaltación del siervo aplicados a Israel y no al mashiaj.

guerrero de la paz dijo...

Como acotación final al comentario anterior, cuando hablo del siervo como Israel, no me refiero al Israel de una época, sino al Israel atemporal de que habla el Segundo Isaías, que son personas judías justas, que viven en una cualquier época y en distintos lugares, y que en las que se ha cumplido y cumple lo dicho por el profeta


11. En cuanto a su interpretación de los v. 8 y 10 de Isaías 53, nuevamente hace un salto lógico para decir algo que el texto NO DICE. No hay contradicción entre lo mencionado en Isaías 53:8 e Isaías 53:10. Luego de que el siervo acepta los sufrimientos infligidos por sus acusadores, se dice que verá descendencia. La palabra hebrea utilizada aquí es זֶרַע (tzerá) y el linaje o descendencia de este versículo es físico y no espiritual, contrario a lo que dicen muchos cristianos. Esto está vinculado con lo dicho en la Torá y en el libro del profeta Ezequiel como consecuencia del arrepentimiento sincero (retorno o teshuva) y la consagración al servicio del Eterno de parte de Israel:
"…Y el Señor tu D-os te hará volver a la tierra que heredaron tus padres, y poseerás; y te hará más próspero y te multiplicará más que a tus padres…" (Deuteronomio 30:5).
“Así dice el Señor: Cuando los purifique de sus culpas, haré que se repueblen las ciudades y que las ruinas se reconstruyan. Volverán a labrar la tierra desolada, después de haber estado baldía a la vista de los caminantes. Dirán: Esta tierra desolada está hecha un paraíso, y las ciudades arrasadas, desiertas, destruidas, son plazas fuertes habitadas. Y los pueblos que queden en vuestro contorno sabrán que yo, el Señor, reedifico lo destruido y planto lo arrasado. Yo, el Señor, lo digo y lo hago. Así dice el Señor: Me dejaré suplicar por la Casa de Israel y les hare esto: multiplicaré su población como un rebaño, como rebaño de ovejas consagradas, como ovejas en Jerusalén durante la fiesta, así rebosarán de gente las ciudades arrasadas. Y sabrán que Yo soy el Señor” Ezequiel 36:33-38


El Nuevo Testamento no dice que Jesús haya tenido descendencia. Ud y en general el cristianismo apela a que la descendencia del siervo aquí alude a los hijos espirituales, o seguidores mejor dicho de Jesús de Nazaret. Sin embargo, en el Tanaj, cuando se habla de hijos espirituales-también biológicos- , se utiliza la palabra בנים (banim) y no עזֶרַ (zerá), que alude a hijos biológicos, cosa que Jesús no tuvo.
Di-s además dice que el siervo "vivirá por largos días", es decir, que el siervo tendrá longevidad al pueblo judío, como dicen los profetas:
"No edificarán para que otro habite, ni plantarán para que otro coma; porque según los días de los árboles. Así serán los días de Mi pueblo, y Mis escogidos disfrutarán la obra de sus manos" (Isaías 65:22).

"Así dice el Señor de las Huestes: Aun han de morar ancianos y ancianas en las calles de Jerusalén, cada cual con bordón en su mano por la multitud de los días" (Zacarías 8:4).

Aquí se habla ya de lo que ocurrirá en la era mesiánica, en donde habrá paz entre las naciones e Israel. Esta restauración ocurre luego de que Israel, ha sido purificado. Es parte de la recompensa que recibirá el siervo por su dedicación y por los sufrimientos que experimentados a manos de sus verdugos, las naciones.
Así que eso de que la descendencia mencionada en Isaías 53:10 no puede ser física, carece de sustento.

Abraham Solar dijo...

Guerrero de la paz, usted habla que yo trato de torcer el sentido del texto en Daniel 9:20-27. Pero por otra parte sigue sosteniendo que el ángel hablaba del retorno de los cautivos siendo que Gabriel explícitamente habla de la reconstrucción e incluso en el verso 23 el ángel dice que viene a causa de la ORACIÓN de Daniel y Daniel en su oración comienza haciendo confesión y luego PIDE por la restauración del templo y de la ciudad de Jerusalén(Daniel 9:16-19). Pensar en otra cosa es torcer el sentido de lo texto. Es obvio que hay una relación con el retorno de los cautivos(pues no se puede pensar en reconstrucción sin el pueblo), pero retorno y reconstrucción son dos eventos claramente distintos.
Por otra parte usted sigue sosteniendo que los ungidos son para marcar los periodos y que el segundo periodo (de 62 semanas) da comienzo con la llegada de Ciro II. Bueno si contamos, como dice usted, semanas por años, entonces desde la llegada Ciro II(538 AC) hasta el segundo ungido llegamos al año 94 AC...¿a qué ungido ubicamos aquí?
Usted habla de Exequiel 33:24 para justificar que la frase "cortado de la tierra de los vivientes" es compatible con la perdurabilidad de Israel. Estoy siguiendo la traducción que sigue usted (mechonmanre) pero no veo la analogía que usted afirma.
Por otra parte usted dice que el segundo exilio fue por falta de amor o desunión entre el pueblo. Bueno para el primer exilio HaShem envió muchos profetas con palabras claras sobre el pecado de Israel para que este se arrepintiera e incluso dio una tiempo específico para que Israel sepa cuánto era el castigo en el exilio. ¿a qué profetas envió HaShem mostrando este pecado de falta de amor entre el pueblo? pues aunque la destrucción del segundo templo estaba prevista no lo estaba el exilio y como dice Amós 3:1-7 HaShem no aplica castigo sin avisar primero por medio de sus profetas. Saludos.

guerrero de la paz dijo...

Abraham: Espero se encuentre bien, al igual que sus seres queridos. Lamento no haber respondido antes, pero estos últimos meses han sido de bastante ocupación y cambios para mí, por lo cual mi interacción por estos sitios es prácticamente nula. Sin embargo, procederé a responder brevemente sus objeciones:
1. He hablado de lo que el Cristianismo hace en general con el texto y de usted puntualmente critico que ha torcido o malentendido desde hace bastante mis comentarios, refutando cosas que no he planteado o que he explicado hasta el cansancio. Prueba de ello, es que aún me preguntaba cosas que respondí ya al principio y ahora repetiré por lo mismo.
Me dice que le acuso de torcer el sentido del texto, pero que yo lo hago al sostener que el ángel hablaba del retorno de los cautivos, cuando en realidad Gabriel explícitamente menciona la reconstrucción de la ciudad. No sé si será que no se entiende mi redacción o falta de atención de su parte, pero eso ya lo he explicado: Jeremías 29:10 no habla solo del retorno de los cautivos al cabo de 70 años de exilio. Hay otra profecía (Jer. 25:12) que habla de un periodo de 70 años, pero que habla sobre el tiempo en que estaría el pueblo judío subyugado al dominio babilonio. En contraste con eso, Jeremías 29:10 nos habla el retorno del cautiverio, pero el o los autores de Crónicas y Esdras entendieron, bajo inspiración divina, que el cumplimiento de la profecía de Jeremías de los 70 años tuvo lugar en el decreto de Ciro para reconstruir el Templo y que esa profecía hablaba además implícitamente de la reconstrucción de la ciudad y el Templo.

guerrero de la paz dijo...

1. Es más: en Jeremías 33:4-11 se nos aclara que la profecía del retorno del cautiverio está ligada directamente con la reconstrucción de Jerusalén y el oráculo tiene lugar en el año número 18 del gobierno de Nabucodonosor, que corresponde al año en que el Templo es destruido. Por tanto, no es arbitrario decir que Jeremías 29:10, que menciona el periodo de 70 años de desolación y el retorno, en el mismo año en que Jerusalén y el Templo son destruidos, es una profecía sobre la reconstrucción de Jerusalén y que si bien son eventos distintos, ambos eventos están conectados. Isaías 44:28, por otro lado, si bien habla de la reconstrucción por parte de Ciro, no es la profecía que el ángel busca clarificar a Jeremías, pero más que eso, no cumple con el patrón de establecer jubileos definidos para abarcar este periodo de 70 semanas. Las 70 semanas, tienen puntos históricos definidos para su inicio y desarrollo. No están en el aire. Isaías 44:28 sólo aclara quién ejecutaría la obra de restauración –Isaías 44 no fue escrito por el profeta Isaías, sino por un profeta posterior, que vivió el exilio-, pero no da marcos definidos de tiempo.

guerrero de la paz dijo...

3. Usted dice que una cosa es lo que estudiaba Daniel y otra la que le reveló el ángel. Eso es un salto cuántico. La revelación que Daniel recibe tiene puntos definidos y lógica; se sitúa en un contexto sociocultural. No es algo incomprensible para Daniel en este caso y no hace falta hacer ese salto lógico para justificar una interpretación que busca ubicar a un personaje con cero relevancia en la historia judía, como lo fue Jesús.
4. Lo referente a los ungidos, es algo inevitable: el primero llega 7 semanas después de la profecía que Jeremías que medita Daniel y de la cual revela el ángel y da inicio al periodo de 62 semanas de reconstrucción de muros y fosos que es parte del segundo bloque. El segundo, al ser cortado por su iniquidad, abre paso a que el pueblo de un gobernante, a saber, Pompeyo, destruya el Templo y la ciudad. El primer ungido, es Ciro y el segundo, lo mencioné en mis primeros comentarios, por lo que su pregunta es innecesaria y el conteo que realiza, es erróneo: Si tomamos el año 537 A.EC. como el punto para iniciar el conteo de 62 semanas y lo convertimos en año, nos da un periodo de 434 años, es decir, nos lleva al año 103 A.E.C. y no al 94 A.EC, el cual es el año en que Alexander Yannai o Alejandro Janeo, sacerdote y rey de la dinastía asmonea asciende al trono y cuyo reinado fue sanguinario, corrupto y le llevó a ser cortado, razón por la cual luego de su muerte se produjo un vacío de poder por disputas internas, que llevaron al dominio romano y que decantó en la primera guerra judeo-romana, que es en donde se sitúa la semana 70, y que es corroborado por historiadores como Tácito y Flavio Josefo.

guerrero de la paz dijo...


5. Isaías 53 menciona que el siervo es cortado de la tierra de los vivientes, lo cual es interpretado literalmente por el cristianismo, aludiendo a que el siervo tiene que morir. Sin embargo, como ya señalé, en la literatura profética, puntualmente en Ezequiel la expresión es empleada para referirse a la tierra de Israel, en contraste con el exilio. Si lee atentamente Ezequiel 37, verá que el pueblo judío es comparado con cuerpos muertos, cuyos huesos están secos, mientras que está en el exilio. Sin embargo, al regresar de éste (v.12-14), Israel es retratado como si volviera a la vida. Metafóricamente hablando, la tierra de Israel es simbolizada como la tierra los vivientes, mientras que el exilio es comparado a un valle de huesos secos. Por esa razón, cuando se dice que el siervo es cortado de la tierra de los vivientes, no tiene que tomarse como que Israel dejó de existir como pueblo, que no hubo más judíos –lo cual contradiría la Torá-, sino como una alusión a que fue exiliado de su tierra. Ezequiel 33:24 usa la expresión en esa línea para aludir a la tierra de Israel y no a un mundo de vivientes, en contraste con el de los muertos, como se vería en otras culturas.


6.Las causas del segundo exilio, claramente no fueron las del primero y mencioné lo que usted dice, además de la excesiva tolerancia al mal. Por otro lado, esta pregunta también la respondí antes: durante el periodo de 70 semanas, la profecía fue sellada, como medio de comunicación de D-os con el pueblo judío. Es decir, lo que tenía que ser revelado, ya fue recibido por el pueblo judío y por la humanidad. Por tanto, ahora si Israel abandonaba su alianza con el Eterno, ya sabía lo que pasaría y también sabía cómo enmendar y retornar al Eterno. Así que no hacían falta nuevos profetas, puesto que el Eterno ya había hablado al respecto. Lo que dice Amós 3:17, no tiene que ver sólo con el castigo, sino en general. Puntualmente, lo referente al segundo exilio fue anunciado en textos como Daniel 9 y a nivel social. Fue algo gradual y que empezó a gestarse en la última etapa de la dinastía asmonea. Aquí los sabios jugaron un rol importante para instruirles y advertirle sobre sus actos, además de líderes dentro del mismo pueblo.
Para ese entonces Israel ya era una nación formada y no incipiente como la generación del éxodo. Por tanto, ya tenían las herramientas dadas por el Eterno para aprender, perfeccionarse, decidir, sea para bien o para mal, a través de Su Torá y Sus profetas de bendita memoria. Shalom.

Juan dijo...

Buenas:

Quería Felicitarlo al Gerrero de La Paz que tiene mucho conocimiento y sabiduría en la palabra sin embargo el único que puede decirle sobre las interpretaciones es Dios y seria bueno que le pregunte quien era Jesus, que Dios lo bendiga. aaa no olvide que sus manos y sus pies estaban perforados. :)

Juan dijo...

Buenas Señor Guerrero de la paz Felicitarlo y que Dios lo bendiga por su sabiduría quería consultarte si usted puede hablar con Dios o si la religión Judía no lo permite

guerrero de la paz dijo...

Buen día, señor Juan. Primero que todo, comparto su comentario parcialmente, pero es curioso que diga que el único que pueda decir las interpretaciones es Dios, a la cual con lo mismo abre la posibilidad a interpretaciones completamente personales y arbitrarias, y sin considerar lo que el Tanaj mismo, es decir, la palabra de Dios dice e informa.
Como señala, Dios nos "dice" las interpretaciones, dando pistas través del Tanaj, pero también a través de la historia comprobable, a través de hechos puntuales,como sucede con la visión de las 70 semanas descritas en Daniel, y que va más allá de los alegatos que tiene el cristianismo para introducir a su cristo en esto. Por otro lado, su alusión a la lectura cristiana de salmo 22:17, no tiene sentido, ya que parte de una mala comprensión del texto, ni tampoco su apelación a que pregunte quién era Jesús-asumiendo ignorancia al respecto-, ni mucho menos su última pregunta, que deja entrever un toque tendencioso hacia lo que es la fe judía en D-os-Bastante preconcebido, por cierto-, puesto que insinúa más bien una prohibición sin sentido y que nada aporta. Saludos y que tenga un buen día.

Abraham Solar dijo...

Hola Guerrero de la paz. Gracias por sus buenos deseos. Deseo que le Dios que creó todas las cosas bendiga su vida también. Yo también he estado bien ocupado y ahora puedo responder.

1-3. Yo entiendo su postura sobre la profecía del ángel a Daniel. Usted dice que esa profecía tiene que ver de forma implícita con la reconstrucción de la santa ciudad debido a lo que se establece posteriormente en los libros de Esdras y Nehemias. Yo he dicho claramente que hay una conexión evidente entre el retorno de los cautivos y la reconstrucción pero que es mucho pedir que cuando el ángel habla a Daniel explícitamente sobre la reconstrucción de Jerusalén se esté refiriendo a la vez implícitamente al retorno de los cautivos sobre todo cuando éste va a darle a conocer períodos de tiempo para lo cuales es imprescindible no confundir el inicio de cada evento en particular. Ahora en este parte usted dice que el ángel no puede hablarle a Daniel algo que pueda ser un salto cuántico para él, pero al parecer fue así en la profecía del Carnero y El Macho Cabrío (véase Daniel 8:27). Además, dice que es necesario que la profecía tenga que ver con "el patrón de jubileos", es decir, usted dice que para saber a qué cosa se refería exactamente el ángel se debe cumplir un elemento que no está en el texto y que usted mismo ha introducido.
4. Disculpe mi error de conteo.

Abraham Solar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
guerrero de la paz dijo...

Hola Abraham.Buenos días! Antes de comentar, quisiera disculparme, ya que por error eliminé su último comentario en el editor. Si fuera posible que lo escribiera nuevamente, le estaría muy agradecido, ya que no puedo restaurarlo. De antemano, gracias y apenas lo haga, responderé a todo. Un saludo

Eder Angel Buelvas dijo...

Paz a todos.
Dos inquietudes.
1. La genealogia de Cristo.
2. Por que Cristo nace de una mujer desposada.

Enlil Resurreccion Sumeria dijo...

Muy buenos comentarios, Abraham Solar. Un gusto leerle. Saludos

Abraham Solar dijo...

Hola de nuevo guerrero de la paz. No hay problema con la eliminación
de mi comentario, aquí finalizo mi respuesta a su última respuesta.

5. El personaje que se menciona en Isaías 53 no puede ser Israel, pues
en Isaías 53:9 se dice de él que "nunca cometió engaño" mientras que
de Israel no se puede afirmar esto, todo lo contrario(ver Jeremías
5:2, por ejemplo).

6. Usted dice que a partir de "sellar la profecía" "no hacían falta
nuevos profetas, puesto que el Eterno ya había hablado al respecto" y
por lo tanto no era necesario que Dios enviara algún profeta antes del
segundo exilio(para alarmarles del peligro). Es más le cito algo que
usted escribió un poco antes:

“Sellar la profecía”, no tiene que ver con que D-os se callara y se
volviera silencioso con el pueblo judío, sino que dentro de este
periodo concluyó un modo de relación de D-os con Israel, a saber, las
visiones y profecías...”

pero entonces ¿qué me dice, por ejemplo, del par de visones que
recibió el profeta Zacarías(Zacarías 1:7-21)? De este modo no es
verdad que "sellar la profecía" significa que Dios no iba a
comunicarles nada a su pueblo por medio de sus profetas. Dios siendo
tan misericordioso no dejó a su primogénito Israel sin advertirles
poco antes de que él derramara su juicio en el primer exilio, no los
dejó solo con las sabidas consecuencias de abandonar el pacto
-descritas ya mucho antes en Deuteronomio 28:47-68- si no que envío
muchos profetas y muchas veces. Conociendo así a Dios, es raro que no
les haya enviado profetas para advertirles sobre un inminente exilio
bajo el poderío romano.

Shalom!

guerrero de la paz dijo...

Buenas tardes Abraham. Espero esté bien y agradezco por haber tenido la amabilidad de responder nuevamente aquello que accidentalmente borré. Ahora paso a responder cada una de sus objeciones:
1: Usted dice que es mucho pedir que cuando el ángel habla sobre la reconstrucción de Jerusalén se está refiriendo implícitamente al retorno de los cautivos. Sin embargo, como le he dicho, los autores de Esdras y Crónicas por inspiración divina supieron que en la ascensión al trono de Ciro yla publicación de su edicto, se cumple el primer periodo con la reconstrucción del Templo y además, de la ciudad. Como dije antes, Jeremías efectivamente, enlaza el retorno con la reconstrucción.Jeremías 33:4-11 indica que la profecía del retorno del cautiverio está ligada DIRECTAMENTE con la reconstrucción de Jerusalén y el oráculo tiene lugar en el año número 18 del gobierno de Nabucodonosor, que corresponde al año en que el Templo es destruido y que es el mismo año en que Jeremías recibió la revelación de Jeremías 29:10, que menciona el periodo de 70 años de desolación y el retorno, en el mismo año en que Jerusalén y el Templo son destruidos. El profeta lo dice y va más allá de una mera opinión personal. Isaías 44:28, por otro lado, si bien habla de la reconstrucción por parte de Ciro, no es la profecía que el ángel busca clarificar a Jeremías, pues no permite iniciar el conteo con jubileos definidos, ni da una referencia histórica clara de su enunciación, probablemente posterior a la de Jeremías 29:10 -aunque eso es secundario y no cambia en absoluto la explicación.

guerrero de la paz dijo...

2. Afirma que es imprescindible no confundir el inicio de cada evento en particular, pero desde el primer comentario, introdujo una pausa inexistente, apoyándose en la detención de los trabajos de reconstrucción hasta Ezra 4:24, diciendo: "la respuesta está en Esdras 4:24: la orden iba a ser suspendida por un período. Ahora según Esdras 4:24, la orden se retoma en el año segundo de Darío,es decir desde aquí contamos 62 semanas. Si usted lee Esdras 4:5-7 verás que a este Darío le antecede Artajerjes y a Artajerjes le antecede Asuero".El problema es que nada en el texto hebreo ni en la historia sustenta ese alegado. Darío no tiene relevancia para esta discusión, puesto que las 62 semanas comenzaron mucho antes de que él siquiera fuera gobernante! Los tiempos angustiosos comenzaron desde el principio de la reconstrucción, como lo aprendemos del libro de Esdras y no 7 semanas después.
3. Su objeción citando la visión del carnero y el macho cabrío parte de una descontextualización evidente a mi comentario (de hecho, cada una de las refutaciones hechas, surgen de allí o de una incomprensión y falla en el razonamiento sobre lo que expongo y no sobre lo que efectivamente he dicho). Pego lo que escribí más arriba: “Usted dice que una cosa es lo que estudiaba Daniel y otra la que le reveló el ángel. Eso es un salto cuántico. La revelación que Daniel recibe tiene puntos definidos y lógica; se sitúa en un contexto sociocultural. No es algo incomprensible para Daniel en este caso y no hace falta hacer ese salto lógico para justificar una interpretación que busca ubicar a un personaje con cero relevancia en la historia judía, como lo fue Jesús”.
El punto desde un principio ha sido que Daniel se encontraba estudiando la profecía de Jeremías sobre los 70 años y que al no hallar el cumplimiento de la misma en ese momento, ora y su oración es atendida y respondida por el ángel Gabriel, que le aclara lo expresado por el Eterno a través del profeta. Una cosa es que el ángel explique de manera comprensible el sentido de la profecía de Jeremías sobre los 70 años en Babilonia, y que por lo mismo el , introducir una profecía sin puntos de referencia definidos, es un salto cuántico. Otra muy distinta es aplicar eso a todas las visiones expuestas en el libro de Daniel. Me referí explícitamente A ESTE CASO (Daniel 9). En cambio, las visiones que recibió Daniel, como en Daniel 7 y 8, resultaban perturbadoras y oscuras para el vidente. De hecho, he allí una diferencia entre éstos y los profetas y que tiene que ver con el nivel de revelación que recibe y la comprensión que tiene de la misma. Por ende, su objeción está fuera de lugar igualmente en este punto y de principio a fin.

guerrero de la paz dijo...


4. Daniel estudiaba esa profecía( Jer. 29:10) Para entenderla,. hay que tomar como punto de partida el momento en que recibió la revelación Jeremías. es decir, en que fue recibida esa profecía, que fue en 586 AEC y que corresponde al inicio del conteo (" desde la salida de la palabra...", que como he expresado, en hebreo designa a una profecía u oráculo ). Introducir, por ejemplo, un decreto en una época diferente, altera el sentido del texto.
5. Si presta atención, cuando me refería a los jubileos como patrón presente en Daniel 9, me baso en las semanas de año mencionadas, como Jubileo (siete semanas de años), que se mencionan en Levítico 25, que se basan en las temporadas de cultivo en el ciclo agrícola y, además. al considerar dicha definición, las 70 semanas, corresponden a 10 jubileos conforme a lo expresado en los versículos 8 al 11 de Levítico 25.
Por lo tanto, alegar que estoy introduciendo un elemento que no está en el texto, refleja un desconocimiento del sistema de conteo que está en el texto y que tiene sus bases en la Torá. De modo que eso no es introducido por mí. Ya está en el texto! Por eso su objeción está nuevamente fuera de lugar.
6. La importancia de lo mismo es que los Jubileos en Daniel 9 tienen fechas bien definidas. Por ejemplo, el primer jubileo ( 7 semanas), comienza desde la salida de la profecía de Jeremías, hasta un príncipe ungido, a saber, Ciro. Desde la llegada de Ciro, comienzan a contarse las 62 semanas siguientes, después de las cuales (no inmediatamente, sino después!) un segundo ungido es cortado, no tiene nada y eso abre pie a que entre en escena Roma, para finalmente decantar en el última semana, con la destrucción del Templo y Jerusalén por Tito.

guerrero de la paz dijo...

. Para interpretar las profecías, hay que contextualizar. Isaías 53 no escapa a esta regla. En el contexto del cántico del siervo allí descrito, se nos habla de un siervo que es injustamente humillado, maltratado e injustamente acusado por sus opresores. El siervo no es perfecto. El siervo es vejado pese a que no hubo engaño ni violencia en él en ese momento. El siervo, como he dicho, es Israel, puntualmente el Israel atemporal, representado por judíos justos de distintas épocas que sufren lo descrito por el profeta, en el exilio. Los libelos de sangre, la inquisición, los progromos, campos de concentración nazi, etc, son solo algunos de los tantos ejemplos objetivos y verificables en los cuales los judíos fueron difamados, pisoteados, pese a ser inocentes de los cargos que sus verdugos les imputarban. Incluso en los libros proféticos se estable una diferenciación entre aquellos hijos de Israel justos y los que transgredieron la alianza. Es más: lo descrito en Isaías 53 se cumple incluso en los profetas, que sufrieron junto con los rebeldes, en el exilio. La violencia y el engaño, no son perpetrados por el siervo hacia sus opresores, pese a que ellos lo acusaron de perpetrarlo. En ese sentido, tomar un texto de los profetas que habla sobre las rebeliones pasadas de Israel, es salirse del contexto de Isaías 53, que tiene definiciones claras y un contexto particular, tocado en los profetas, así como en los Salmos.

guerrero de la paz dijo...

8. Este es otro caso en el que presenta objeciones con base en conclusiones que usted saca y no de lo que he expuesto y que nuevamente están fuera de lugar. Como bien citó, "sellar la profecía” significa que dentro de este periodo concluyeron las visiones y profecías referidas en el Tanaj. Yo no dice en qué momento esto ocurrió. Yo no dice que durante la época del Segundo Templo no hubiera profetas. Particularmente, el último profeta fue Malaquías. Con él,cesó la profecía y sólo será restablecida en la era mesiánica para Israel, como señala Joel 2, que, leyendo en contexto la expresión "toda carne"; queda claro que se refiere al pueblo judío -ojo, en ese texto puntual.
Por tanto, su afirmación de que no es verdad que "sellar la profecía" significa que Dios no iba a comunicarles nada a su pueblo por medio de sus profeta, citando Zacarías 1 como prueb, está fuera de lugar, ya que nunca dije que la profecía hubiera terminado antes de dicho profeta.
9. Daniel 9:26-27, puntualmente, si bien no es una profecía -Daniel era vidente y no profeta-, vaticina esos hechos. No por el hecho de que no hubiera profetas a finales de la era del Segundo Templo, no iba HaShem a anunciar el exilio y destrucción de Jerusalén y el Templo antes de que terminara la revelación profética. La supuesta extrañeza, digamos las cosas como son, es porque en realidad para usted eso fue anunciado por Jesús y Juan el bautista, los cuales, para el cristianismo, tenían dicho don y asume que ellos fueron los profetas que advirtieron de tales eventos. En realidad, no tiene nada de extraño y D-os no deja de ser misericordioso, puesto que de hecho anunció eso siglos antes. Saludos

Gabriel Combariza dijo...

Pobres los Cristianos han sido engañados por siglos por un vaticano corrupto y malvado...Shalom

Jorge dijo...

He seguido con interés esta discusión entre guerrero y Solar. El problema que veo en la postura de Guerrero es que no ofrece una explicación de como se ajustan las 7+62+1 semanas de años (si es que acepta que son años).

Por lo que entendí coloca el tiempo de partida de las primeras 7 semanas en la profecía de Jeremías (corresponderían a los 70 años de Jeremias), y las 62 semanas que siguen se contarían desde el decreto de Ciro de 539/538 aC.
De ser así tendría que haber muerto algún ungido a las 62 semanas o cerca, es decir 538-(62x7) = 104 aC. Ahora bien, Onias III murio en 171 aC aprox. quedando descartado. Ud Propone al año en que Alejandro Janeo "sacerdote y rey de la dinastía asmonea asciende al trono y cuyo reinado fue sanguinario, corrupto y le llevó a ser cortado, razón por la cual luego de su muerte se produjo un vacío de poder por disputas internas, que llevaron al dominio romano y que decantó en la primera guerra judeo-romana, que es en donde se sitúa la semana 70, y que es corroborado por historiadores como Tácito y Flavio Josefo."

Sin embargo lo que encontré es que según Flavio Josefo, Janeo (125 a. C.-76 a. C.) rey y sumo sacerdote de los judíos (103 a. C.-76 a. C.), murió de una enfermedad de tres años ("fiebres cuartanas" a consecuencia de una borrachera), después de 27 años de reinado, sangriento, pero con final feliz ya que se celebró un espléndido funeral. Fueron tan grandes los elogios que hicieron los fariseos que el pueblo quedó convencido y lloró a Alejandro como por ningún otro rey anterior a él. O sea que no fue cortado, tuvo un reinado de muchas semanas de años y le dejo el reino a su mujer.

Además queda colgada la ultima semana que cae dentro del reinado de Janeo donde debería haber un "pacto con muchos" y un cese del sacrificio, cosa que no ocurrió. Opino que no se puede tomar la ultima semana y estirarla hasta Pompeyo o Tito, para ser consistente con toda la profecía esa ultima semana tendrían que ser los primeros 7 años de Janeo.

Finalmente, me parece que 62 semanas de años para la reconstrucción de Jerusalán con plaza y muralla es muy excesivo cuando todos están de acuerdo que la reconstrucci´pn se realizó durante Nehemias durando una 50 años (7 semanas de años aprox) Es decir el segmento de 7 semanas de Dn 9:25 debe ser la reconstrucción, no el ungido.

guerrero de la paz dijo...

Hola Jorge. Gracias por sus comentarios. Algunas aclaraciones u observaciones a sus comentarios.
1. Usted afirma: " El problema que veo en la postura de Guerrero es que que no ofrece una explicación de como se ajustan las 7+62+1 semanas de años (si es que acepta que son años)". FALSO. De hecho, detalladamente he explicado qué abarca cada periodo. A diferencia de la postura de Abraham, que requiere violentar el sentido del texto incluso desde un punto de vista gramatical, he dado puntos definidos para cada evento. Incluso la última semana la expliqué con información verificable históricamente y he señalado también que el periodo de semanas, no necesariamente son continuas. Por ejemplo, las primeras 7 semanas, se continúan con las siguientes 62. Sin embargo, la última ocurre alrededor de un siglo después y eso en nada afecta el sentido de la visión.
2. Efectivamente, el punto de partida de las 70 semanas, contrario a los alegatos de apologistas y eruditos cristianos protestantes, es una profecía u oráculo, puntualmente, la de Jeremías, que es la que Daniel estudia al momento de la revelación y que sigue el patrón de jubileos que es reflejado en Daniel 9. Cualquier intento por introducir decretos u órdenes reales, carece de rigor al analizar el contexto y lo que el texto hebreo dice.

guerrero de la paz dijo...

3. Usted dice: "Por lo que entendí coloca el tiempo de partida de las primeras 7 semanas en la profecía de Jeremías (corresponderían a los 70 años de Jeremias), y las 62 semanas que siguen se contarían desde el decreto de Ciro de 539/538 aC.
De ser así tendría que haber muerto algún ungido a las 62 semanas o cerca, es decir 538-(62x7) = 104 aC. " RESPUESTA: Sin embargo, el texto en primer lugar no dice que el ungido sea necesariamente muerto, sino "Un ungido será cortado y no tendrá nada...". Luego comete otro error: el texto hebreo solo dice: "y DESPUÉS DE las sesenta y dos semanas, un ungido será cortado y no tendrá nada..." El ungido no es cortado inmediatamente después de las 62 semanas. Solo dice que después de las 62 semanas. El segundo ungido puede ser cortado al año, a los dos años, etc. Lo único que dice es que será después de ese periodo. Nada más.
4. La mención a Onías III tiene relación con la versión griega del texto contenida en la LXX, donde los intérpretes hacen coincidir el periodo de 70 semanas con los eventos ocurridos durante el reinado de Antíoco Epífanes y la revuelta macabea. Onías III queda descartado en la lectura hebrea, mas en la traducción griega no.

guerrero de la paz dijo...

5. Comete otro severo error al señalar como un final feliz para Janeo su funeral y los elogios. Una cosa es que Janeo reinara. Otra cosa es que por eso no fuera cortado como se entienden en el contexto de la visión de las 70 semanas que recibe Daniel (No profecía, que son cosas distintas). El ungido luego de ser cortado se dice que no tendrá nada. Una vez que Janeo muere, se comienzan a producir disputas internas que fragmentan su reinado y que llevan a que "el pueblo de un gobernante que ha de venir", es decir, Roma, destruya el Templo un siglo después.
6. Usted afirma: "Además queda colgada la ultima semana que cae dentro del reinado de Janeo donde debería haber un "pacto con muchos" y un cese del sacrificio, cosa que no ocurrió. Opino que no se puede tomar la ultima semana y estirarla hasta Pompeyo o Tito, para ser consistente con toda la profecía esa ultima semana tendrían que ser los primeros 7 años de Janeo." Primero que todo, Daniel 9 no es una profecía propiamente dicha. Se ajusta más bien a una visión, que tiene un sentido distinto, pero que para el tema en discusión, no tiene relevancia. Segundo, el texto hebreo, a partir de la segunda parte del versículo 26 deja una brecha entre el segundo bloque de 62 semanas y la última semana. El hecho de que no sean 70 semanas de una, no le quita consistencia al texto. Es más: en el v. 26 se comienzan a presentar los eventos que llevarían a lo que acontecería durante la última semana: el segundo ungido es cortado y no tiene nada...eso lleva a que venga un gobernante, cuyo pueblo (ROMA); a través de Tito hace una alianza con muchos (de nuevo: de esto sí hay evidencia histórica y contra eso, nada se puede hacer, por mucho que pretenda descartarse para ajustarlo a la teología cristiana)y en la mitad de dicha semana finalmente cesarían la ofrenda y el Templo y Jerusalén son destruidas. Por otra parte, ningún intérprete cristiano ha podido enlazar con datos históricos verificables la última semana con Jesús. Por ejemplo, adventistas y testigos de Jehová, a partir de una mala traducción del texto hebreo -ni siquiera respaldada por otras traducciones evangélicas- asumen que la última semana tiene lugar en el periodo comprendido entre el bautismo de Jesús y el apedreamiento de Esteban y dan una serie de explicaciones que poco tienen que ver con hechos históricos que sustenten su interpretación. Otros ven en esta semana al supuesto anticristo y un pacto que haría con Israel y que luego rompería. El problema con eso, es que ambos casos son especulaciones, carentes de sustento histórico real. En cambio, los eventos descritos en la última semana, entendidos como un periodo acontecido en la primera guerra judeo-romana, sí se pueden verificar. De manera que dicha semana, por el contrario, no queda "colgada".

guerrero de la paz dijo...

7. Finalmente, me parece que 62 semanas de años para la reconstrucción de Jerusalán con plaza y muralla es muy excesivo cuando todos están de acuerdo que la reconstrucci´pn se realizó durante Nehemias durando una 50 años (7 semanas de años aprox) Es decir el segmento de 7 semanas de Dn 9:25 debe ser la reconstrucción, no el ungido"- RESPUESTA: Tal afirmación nuevamente, más que obedecer a lo que dice el texto hebreo, se basa en esfuerzos por intentar cuadrarlo con la interpretación protestante clásica. Daniel 9:25, en el texto hebreo dice que entre el tiempo de salida de la palabra para reconstruir y un ungido, son siete semanas. Eso no lo digo yo. Lo dice el texto hebreo. Afirmar que el segmento de 7 semanas son para la reconstrucción y no sobre un ungido (de nuevo: el texto hebreo habla de un ungido en el versículo 25 y otro en el 26 y no de "el ungido") se basa en una opinión personal y no en lo que el texto objetivamente dice. Por otro ladfo, usted dice:"cuando todos están de acuerdo que la reconstrucci´pn se realizó durante Nehemias durando una 50 años". '¿Quiénes son todos?¿Qué académicos serios apoyan tal alegato? Las 62 semanas, según el texto hebreo sí tienen que ver con la reconstrucción y suponiendo que hubieran pasado 50 años de reconstrucción, eso no se ajusta al punto de partida tomado en Jeremías. Con la pena, tales alegatos no se basan en información textual ni objetiva.

Abraham Solar dijo...

Hola. Me había perdido de esta conversación

- Lo que es más importante para mí es cómo es descrito el mesías en la Escritura. En este sentido para mí lo más llamativo es Isaías 53. Leyendo las versiones citadas por Guerrero(mechón mamre) y otras, no es posible decir que "el siervo" se refiera al pueblo de Israel pues en el verso 6 dice que "TODOS nosotros nos descarriamos...y el Señor hizo cargar sobre él la iniquidad de todos nosotros", no está hablando ni siquiera de un grupo de judíos justos representando a todo el pueblo sufriendo, dice todos. Además dice que no hizo violencia ni hubo engaño en su boca, luego si esta es alguna época del pueblo de Israel entonces es una época donde todo el pueblo se apartó de Dios pero a la vez no hizo maldad ni hubo engaño en su boca(verso 9), una contradicción. Por otra parte aunque se quiera interpretar "fue cortado de la tierra de los vivientes" como el exilio del pueblo, después no se puede lidiar con el verso 9 que habla de una sepultura con los ricos. No cabe ninguna duda que este personaje no puede ser el pueblo de Israel.
- Finalmente, quiero agregar que el Salmo 110 habla de un rey que reina desde Jerusalén sobre el cual Dios hace un juramento del cual no se arrepentirá diciendo que es un sacerdote a la manera de Melquisedec. Sabemos que Dios después que Abraham hiciera uno de los mayores actos de fe y obediencia al ofrecer a su hijo, sólo ahí, Dios hace juramento, entonces ¿qué tan justo es este personaje del Salmo 110 que Dios hace un juramento diciendo que será sacerdote para siempre?. Este personaje además de ser justo con toda garantía a los ojos de Dios por ser sacerdote debe estar en favor de los pecados de su pueblo como ocurre en el sacerdocio levítico. De los personajes que yo veo en el Tanaj de los cuales se dice que es intachable y ofrece sacrificio a favor del pueblo solo veo el personaje de Isaias 53. Por lo que veo el rey y sacerdote del salmo 110 es el siervo de Isaías 53. El personaje del Salmo 110 vive eternamente, es decir un rey de Jerusalén que vive para siempre(y reina para siempre pues es sacerdote a la manera de Melquisedec, es decir, es sacerdote y rey a la vez) por lo que debe ser el mesías. Además el personaje de Isaías 53 resucita(¿podrá ver la muerte otra vez?).De los testimonios sobre judíos que conozco, solo el testimonio sobre Jesus dado en el Nuevo Testamento es el único que encaja. No sólo eso si no que Isaías 11:2 describe al mesías como alguien que no juzga por apariencias que es lo que más enseñó Jesús al pueblo cuando hablaba que los malos pensamientos viene del corazón, la parábola de la viuda pobre, etc. Además que el mesías debe traer luz a las naciones...cuántos gentiles que antes eran ladrones, violentos, etc, y luego de haber conocido a Jesús su vida cambió y de los frutos yo he sido testigo(no hablo de la gente que nominalmente se llama cristiana pero no conoce a Jesús ni le sigue). Entonces cuando veo al mesías descrito en el Tanaj veo a Jesús. Saludos!

guerrero de la paz dijo...

Hola Abraham. 1. Primero que todo, el tema de este post, es Daniel 9:24-27. No Isaías 53 ni otros textos, por lo que le pediría ceñirse a eso. Su argumentación, en su último comentario, se basa en impresiones personales, apelaciones a lo emocional, además de una mala comprensión de la argumentación judía, recurriendo a falsos silogismos y saltos lógicos muy evidentes. 2. No cité simplemente una versión: Mechon-Mamre contiene una traducción-versión al inglés, junto con el Texto Masorético, en el cual las traducciones cristianas generalmente basan su traducción de Isaías 53. Por tanto, puse más que una simple versión...3. Isaías 53 en ningún momento hace mención de un mesías davídico sufriente. Incluso antes de que surgiera el cristianismo, ya se aplicaba a los justos sufrientes de Israel (ejemplo, en el libro de Sabiduría, contenido en las biblias católicas actualmente, a partir de los LXX). Isaías 53 es el cuarto de los cánticos o poemas del siervo que se encuentran en la segunda parte del libro de Isaías. En los cánticos previos, el siervo es claramente identificado: ISRAEL. Y no habla de un siervo perfecto y sin defectos, como forzosamente intentan presentar basados en el NT.
Usted afirma: ", no es posible decir que "el siervo" se refiera al pueblo de Israel pues en el verso 6 dice que "TODOS nosotros nos descarriamos...y el Señor hizo cargar sobre él la iniquidad de todos nosotros", no está hablando ni siquiera de un grupo de judíos justos representando a todo el pueblo sufriendo, dice todos. Además dice que no hizo violencia ni hubo engaño en su boca, luego si esta es alguna época del pueblo de Israel entonces es una época donde todo el pueblo se apartó de Dios pero a la vez no hizo maldad ni hubo engaño en su boca(verso 9), una contradicción." RESPUESTA: Lo interesante del caso, es que como ha sucedido a lo largo de esta molestia, me parece que no se toma la molestia de leer completamente mis comentarios o no los entiende correctamente: El siervo es el Israel atemporal, formado por distintas generaciones de judíos que sufrieron en el exilio y desde los orígenes del pueblo judío. El hablante en ISAÍAS 53 no es el profeta, sino los líderes de las naciones que oprimieron al siervo y que son mencionados como sorprendidos en Isaías 52:15, donde dice que muchos reyes se asombrarán y luego en Isaías 53, el reconocimiento del descarrío y las vejaciones hacia el siervo, viene de parte de aquellos que expresan asombro al principio, como sucede en el salmo 126, al principio.Por otro lado, si asumimos que quienes hablan son judíos, el hecho de que hable de todos nosotros, no se refiere necesariamente a todos los judíos. Si revisa los últimos capítulos del libro de Isaías, se hace una distinción entre aquellos que eran justos, en medio de los que violaban la alianza hecha en el Sinaí. De manera que, aun cuando ambos grupos son de hecho Israel, se menciona una diferencia entre ambos y no hay la contradicción que sin entender el texto ni contextualizarlo, plantean ustedes.

Abraham Solar dijo...

Hola GDLP.
1. La conversación sobre Daniel 9 me parece infructuosa pues de acuerdo a lo que usted dice la palabra davar no se puede usar como decreto u orden en este pasaje, según entiendo davar es un propósito divino, revelado mediante una palabra, al hombre. De acuerdo a esto cuando Daniel 9:25 dice que "desde la salida del davar hasta un ungido príncipe" entonces ese punto de partida debe ser el momento en que el davar es dado a conocer y esto está por primera vez en Isaiías 44:28. Por otra parte, estando de acuerdo con usted que el evento de Retorno de los Cautivos y el evento Reconstrucción de la Ciudad están relacionados no se pueden tomar como la misma cosa más aún sabiendo que estos eventos no ocurrieron en forma simultánea. Por estos dos puntos me parece que no tiene consistencia tomar como punto de partida de las setenta semanas el evento del retorno de los cautivos dado en 25:12. Incluso suponiendo que Daniel 9:25 toma como una misma cosa ambos eventos(aunque insisto, explícitamente solo habla de la reconstrucción de la ciudad) lo que nos dice Jeremías 25:12 es solamente el tiempo que durará la cautiverio (y por tanto cuando se hará la reconstrucción de la cuidad) pero la revelación sobre la reconstrucción está primero en Isaías 44:28.

Abraham Solar dijo...

1.b) No entiendo porque dice que hago "apelaciones emocionales", solo miro el testimonio escrito pero también el testimonio personal de lo que visto con mis propios ojos. Yo no sé usted, pero personalmente creo que la manifestación del mesías no sólo se reduce a un cálculo gramatical sino que será muy palpable a muchos. Eso es mi experiencia personal y mi visión personal; no veo un intento de manipular las emociones de nadie.
2. No quise insinuar que estaba atrapado en una sola versión
3. Yo nunca dije que Isaias 53 hiciera una mención explicita del mesías davídico, lo que sí hice fue comparar el personaje que sale en Isaías 53 con el que sale en Salmos 110(que debe ser el mesías) y mostré las similitudes diciendo que ambos cumplen una función sacerdotal y que el nivel de consagración de ambos es singular y similar. Y claro que entiendo que usted se refería a un Israel atemporal por eso me puse en el caso que el relato es en alguna época de la historia de Israel. Por otra parte usted dice que el hablante de Isaias 53 son los líderes de las naciones que aparecen mencionados en Isaias 52:15, pero esto es totalmente incongruente con Isaias 53:8 donde habla de la "la transgresión de mi pueblo", es decir, un pueblo en particular no una colección indefinida de naciones. ¿Lo del Salmos 126 también me da derecho a decir que es un salto lógico?son solo interpretaciones. Ahora cuando usted se pone en el caso que el hablante son judíos, Isaías 53:6 dice TODOS nos descarriamos; claro que no todos a la misma manera, así como a Dios le agradó elegir a Jeremías pero en Jeremías 15:19 le dice que debe convertirse: siempre hay un remanente que no es perfecto pero aceptable en la misericordia de Dios, pero en rigor TODOS se apartaron. Y como le argumento, si todos se apartaron en alguna época no puede ser que a la vez el pueblo sea justo y sin engaño. La verdad es que cualquiera que lee Isaias 53 sabe que habla de una persona justa que muere y es SEPULTADA...hay que darle muchas vueltas para tratar de ver al pueblo de Israel y por lo que le digo, es contradictorio. Saludos!

guerrero de la paz dijo...

Señor Solar: no pude terminar de comentar sobre los saltos lógicos y falacias argumentativas expuestas con tal de conectar (arbitrariamente) esos pasajes con Jesús. #Dentro de su contra-argumentación usted dice: "Por otra parte aunque se quiera interpretar "fue cortado de la tierra de los vivientes" como el exilio del pueblo, después no se puede lidiar con el verso 9 que habla de una sepultura con los ricos. No cabe ninguna duda que este personaje no puede ser el pueblo de Israel." RESPUESTA: Sin embargo, nuevamente se basa en una opinión personal, basada en una lectura literal y que adolece de contextualización histórica e incluso del Tanaj. Por ejemplo, muchas profecías fueron escritas como poemas, haciendo uso de recursos y figuras literarias en donde por ejemplo, se personificaba o hacía uso de metáforas. Isaías 53, en este contexto, no estaba ajena a esa realidad. No se trata de "querer interpretar", sino que el Tanaj mismo, en el libro de Ezequiel, perteneciente al género profético utiliza la figura de cadáveres y huesos secos que son revividos al volver a la tierra del exilio. Para peor, en la segunda parte de Isaías, cuando el autor habla del siervo, lo aplica a Israel, y muchas veces se refiere a él como una persona. Usted, sin embargo, plantea un falso dilema, aseverando que no se puede lidiar con el versículo 9, pero lidiar por qué? por que para usted es inconcebible aceptar que no se refiere a una muerte física, pese a que se utilizan figuras de muerte y sepultura ? o por que es la única posibilidad objetiva que plantea el texto? Por otro lado, la sepultura del siervo no es con los ricos, sino con los malvados. Gran fallo de su parte y de los autores del NT, que olvidaron el orden en que el profeta describe la sepultura del siervo. Usted dice que no puede ser el pueblo de Israel, y también afirmó que es imposible que Israel sea el siervo porque no cumple con la afirmación de que no hizo violencia ni hubo engaño en él, pero nuevamente omite el contexto de la profecía: se habla de un siervo que es imputado por falsos cargos a mano de sus verdugos, pese a que no hizo violencia ni mintió. Eso, estimado, sí ha sucedido con el pueblo de Israel en el exilio y en más de una ocasión, siendo difamados, vejados, agredidos y asesinados aun cuando eran inocentes, como criminales, malvados. El NT,en cambio, dice que Jesús fue sepultado con los ricos...no el siervo.