lunes, 15 de noviembre de 2010

Devarim/Deut. 18:15;18-19

Devarim/Deuteronomio 18:15;18-19  

Los cristianos dicen que en Devarim/Deut 18:15,18,19 dice que Yeshu  es más que un profeta que estará encima de Mosheh (Epístola a los Hebreos 3:3). Tal como dice el apikores de Pablo:

“Porque Cristo ha sido considerado digno de más honor que Moshe,…”
(C.R, Carta a los Hebreos 3:3).


La Respuesta judía:


Sobre Devarim 18:15: no habla sobre el Mashiaj, sino sobre los futuros profetas que Di-s levantará, y eso queda bien claro cuando se lee desde el verso 15 hasta el 22, en donde se habla de cómo reconocer un profeta verdadero de uno falso. Todos los mefarshim que consulten dicen lo mismo, y explican el verso:  "Navi Mikirbeja Meajeja Kamoni...נָבִיא מִקִרְבְך מֵאַהֶיךָ כָמֹנּיָ" Kamoni (como yo, ¡Mosheh!), significa no que será con la grandeza de Moshe, sino que así como Moshe es Meajeja (de entre tus hermanos) así también serán los futuros profetas: de entre los hermanos judíos.

Y no apareció ningún otro profeta en Israel como Mosheh, a quién el Eterno había tratado cara a cara, y a quien el Eterno había mandado hacer tantas maravillas y prodigios en la tierra de Mitzraim (Egipto antiguo), al Paró (Faraón), a sus esclavos y a todo el país, y tantos milagros terribles, con poderosa mano, ante los ojos de todo Israel.”
(Devarim/Deut 34:10-12).

¿Fue Yeshu un profeta?
Ordena la Torah: "Y si dices en tu corazón: ¿cómo sabremos cuándo no es realmente la palabra de D-s?. Tendrás en consideración que cuando un profeta habla en el Nombre de D-s, si la cosa anunciada No sucede, ello significará que No es de D-s el que anunció sino el profeta por su propia cuenta. No le temerás" (Parasha Shoftim / Deut. 18:21-22).
Veamos dos ejemplos de Yeshu a ver si cumple con los requerimientos de la Torah para ser llamado profeta:

1.    1. "Piedra sobre piedra”:
Dicen los libros cristianos:
"se acercaron sus discípulos para mostrarle los edificios del templo. Respondiendo él les dijo: ¿ven todo esto? de cierto les digo que no quedará piedra sobre piedra, que no sea derribada" (Mateo 24:1-2)
Lo curioso es que Lucas recoge también la expresión de forma idéntica: "piedra sobre piedra" como escribe:
"y te derribarán a tierra, y a tus hijos dentro de ti, y no dejarán en ti piedra sobre piedra" (Luc. 19:44).

Este hecho curioso nos dice que, más que sentido figurado, la expresión literal "piedra sobre piedra" se grabó en la memoria de ambos escritores y debió hacer parte de un discurso que los impactó.

REALIDAD: Lo que ocurrió en la historia fue lo contrario. Los romanos acostumbraban a arrasar completamente las ciudades hasta los cimientos para que no quedara piedra sobre piedra, e incluso araban el suelo para desacomodar las bases quemadas.
Es cierto que la ciudad de Jerusalem fue arrasada 40 años después por los romanos, pero si hablamos específicamente de los edificios del Templo, resulta que hoy vemos que se conservaron secciones enteras del complejo (arcos, escaleras, muros) porque las piedras con las que fueron construidas son gigantescas y los romanos no tuvieron la capacidad de desmontarlas con las máquinas y poleas con que usualmente desmontaban las ciudades conquistadas. Mira como ejemplo esta foto del muro sur:
El edificio central del templo fue destruido, pero aún están de pie los muros enteros y estructuras de los edificios la inmensa muralla sur que vemos en esta foto:



2.    2."No gustarán la muerte”
También dicen los libros cristianos:
"de cierto les digo que hay algunos de los que están aquí que no gustarán la muerte, hasta que hayan visto el hijo del hombre (Yeshúa/Jesús) viniendo en su reino". (Mateo 16:28).
Los cristianos tratan de explicar como metafóricas las palabras de Yeshúa/Jesús sobre que no gustarían muerte hasta verlo venir en su reino, pero los textos dejan muy poco a la metáfora y nos indica que en su época no lo comprendieron así, sino de forma literal.
Y tanto lo permiten que hasta el final, en el apocalipsis se reconoce que al momento de su escritura Yeshúa/Jesús aún no ha venido en su reino, sino que lo pone como una visión de futuro y hasta el final del libro dice: "he aquí vengo pronto", futuro inminente.

Por eso, en virtud de esa promesa de su retorno inmediato es que Pablo escribió:

"nosotros los que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del señor..." (I Tes. 4:15).

Y es el mismo regreso inminente que esperaron todos los que creyeron en él -Yeshúa/Jesús- confiando en sus palabras, y por eso el mismo Pablo le decía a su gente que eran ellos los que iban a recibirlo:

"os convertisteis de los ídolos a Dios, para servir al Dios vivo y verdadero, y esperar de los cielos a su hijo.... quien nos libra de la ira venidera" (I Tes. 1:9b-10).

Todos estos datos concuerdan: Yeshúa/Jesús le prometió a su gente que volvería mientras muchos de ellos aún estuvieran vivos y toda la esperanza mesiánica y profética derivada de él dependió de esos cumplimientos.
Pero, ¿qué pasó?. Ya pasaron casi dos mil años, toda esa generación murió y Yeshúa/Jesús no les cumplió.
Aún hoy los cristianos esperan el regreso de Yeshu y esperan en eso con fuerza como último recurso porque saben que él no cumplió todo lo que se suponía que un Mesías debería hacer.

Pero dijo D-s mismo: "Y si dices en tu corazón: ¿cómo sabremos cuándo no es realmente la palabra de D-s?. Tendrás en consideración que cuando un profeta habla en el Nombre de D-s, si la cosa anunciada No sucede, ello significará que No es de D-s el que anunció sino el profeta por su propia cuenta. No le temerás" (Parasha Shoftim / Deut. 18:21-22).

De ustedes depende en seguir una necedad pseudo-profecía elaborada por el Imperio Romano para controlar a los antiguos europeos y al mundo entero; o bien hacer caso de forma puntual al legado que Nuestro Di-s que nos revelo en el Har-Sinai como herencia, como legado para ser luz a las naciones, así como ser parte del Tikun Olam (corrección del Mundo), el nombre de tal herramienta es: La Torah.




NOTA DEL DOCUMENTO:
Los nombres  “Yesh”u” , “Jesús”, “Yeshúa”, “Yehoshua”, “Iehoshua”,  “Yeshu”… son nombres variables del mismo personaje.
Tomado de Blog Oraj-HaEmet.  Editado y resumido con permiso

2 comentarios:

Lena23 dijo...

La palabra que dijo del templo no queda nada no tienen donde adorar ni tampoco donde sacrificar y la fuente de bronce donde esta yo se que les es dificil de creer porque porq sus rabinos o sabios interpretan la profecias de acuerdo a la sabiduria humana acaso le han preguntado a DIos directamente les aseguro que les contestaria porq el es bueno y su misericordia es para siempre

guerrero de la paz dijo...

Buenos días, Lena. Gracias por comentar.
1. Jesús habló en ese oráculo sobre el complejo que conformaba el Templo, que era más que el Templo en sí. Sin embargo, lo cierto es que si bien el Templo fue destruido, no fue así con algunos de sus muros o arcos. Objetivamente hablando, ese oráculo no se cumplió. Objetivamente hablando, quien sí habló de la destrucción del Segundo Templo, fue Daniel y mucho antes que Jesús. De manera que no hay sustento para su alegato.
2. ¿Quién dijo que para adorar a D-os se necesitaba un Templo solamente? Lamento informarle que aun sin Templo, los judíos pueden adorar a D-os y que hay servicios de Shabat y otras festividades que se efectúan en las sinagogas. Los sacrificios, por otro lado, nunca fueron imprescindibles para obtener expiación. Sin Templo, claramente, no se pueden ofrecer los de ese tipo, ni los de paz, ni las ofrendas. Sin embargo, ya dice el profeta Oseas que aun con el Templo destruido y sin poder sacrificar, el pueblo judío ofrecería sus labios por becerros, es decir, la oración como sustituto mientras el Templo está destruido.
El pueblo judío con o sin Templo, sigue existiendo. Hay mitzvot que no se pueden cumplir, pero eso no afecta su relación con D-os y se ha ido adaptando aun en el exilio.

3. Es interesante que utilicen el argumento de preguntar a D-os y digan que los rabinos solo interpretan el Tanaj de acuerdo a la sabiduría humana. Con la pena,leyendo el Tanaj, que es palabra de D-os, en su contexto, se va más allá de la mera sabiduría humana, como usted alega y se pueden desenmascarar ideas erróneas como las que usted plantea. Lo referente a preguntar a D-os es un tanto subjetivo hoy en día, ya que le aseguro que hay millones de personas que afirman haber recibido una respuesta divina que confirma que su credo es el verdadero.
D-os nos pide confiar en Él, pero también que utilicemos las herramientos que Él mismo nos dio, como el Tanaj y la inteligencia guiada por el temor a Él. No que seamos niños sin capacidad de juicio. Saludos