lunes, 15 de noviembre de 2010

Devarim / Deuteronomio 21:23


Devarim / Deuteronomio 21:23

Los cristianos dirán que Devarim/Deuteronomio 21:23 “demuestra” que  se refiere a un “Mesías” cuyo perfil sería un fracasado y maldito. Todo esto se fundamenta en la mente de Pablo de Tarso cuando dice en su carta a los Gálatas:
El Mesías –Jristos Cristou- nos rescató de la maldición de la Torah –תורה; Nomou- convirtiéndose en un maldito, pues fue dicho: “Porque el colgado es maldito de Di-s”.
(Gal 3:13).

El Pr. Frifser Frantz Delitsh lo tradujo así y de tal traducción los mesiánicos y natzratim lo toman como su arma doctrinal:

המשיח פּדנו מקּללת התורה בהיות ולקללה בעדנו שנאמר קללת אלהים תלוי

Este versículo lo han aceptado miles de cristianos y mesiánicos a lo ancho del mundo, el cual es central en la interpretación paulina de la cruz para abandonar la Torah.

La Respuesta judía es:  Devarim/Deut 21:23 se refiere a cadáveres que fueron muertos por una pena capital conforme a la Halajah (ley judía), por medio de la ejecución de uno de los métodos penales de la ley judía.  La Halajah no incluye la crucifixión, por lo tanto se les colgaba después de que ellos estuvieran muertos.
Toda la vida es preciosa para Di-s, es una violación del Nombre de Di-s el dejar colgado un cuerpo muerto, esto no es de Su agrado; incluso un delincuente merece ser enterrado.
Esto no es una profecía, pero sí es una ley. Esto tampoco es un pasaje exclusivo, pero aplica a cualquier judío que fue ejecutado según la ley (la Torah así como la Halajah), y entonces tenía su cuerpo muerto colgado.
En cambio, la Crucifixión está estrictamente prohibida por la ley judía (הלכה) como una forma de ejecución. Los romanos, sin embargo, adoptaron la crucifixión de los cartaginenses quienes lo usaron como una forma de sacrificio humano porque ellos pensaron en muertes lentas, agónicas que agradaban a sus " dioses”, como posiblemente pensó el helénico y gnóstico Pablo de Tarso. Los romanos pensaron que era una gran manera de tratar con los rebeldes.
Cuando usted le muestra un pasaje a un cristiano-mesiánico, pregúntele ¿Es esto una profecía o una ley? ¿Esto puede referirse a muchas personas, o a una? Claramente, el pasaje es una ley, y puede referirse a muchas personas. Adicionalmente, la ley NO incluye las crucifixiones, porque es una forma de muerte cruel que no es aprobada por la ley judía.




NOTA DEL DOCUMENTO:
Los nombres  “Yesh”u” , “Jesús”, “Yeshúa”, “Yehoshua”, “Iehoshua”,  “Yeshu”… son nombres variables del mismo personaje.
Tomado de Blog Oraj-HaEmet.  Editado y resumido con permiso

No hay comentarios: