sábado, 12 de diciembre de 2009

Januka

Este año el inicio de Januka coincidió con la sidra vaieshev.  De ello aprendemos, que el relato de la Torah nos muestra a Iosef sufriendo como modelo de lo que jazal nos relatan en nuestras fuentes, de: prototipo mesiánico.
El hilo del relato deja un lado al patriarca asentado en la tierra de kenaan para centrarse en la vida de Iosef, ¿por qué ocurre ésto? porque en el sentido más profundo, mientras pareciera cortarse el habitual hilo narrativo, lo que ocurre en esferas más profundas es que Hakadosh Baruj Hu nos lleva vía Torah a ver como se va trayendo la luz del Mesías.  Por eso es que en el mismo relato de donde se extrae el prototipo "mashiaj ben iosef" es donde ocurre una caída, un descenso espiritual de Iehuda.
Éste momento de aparente depresión en la vida de Iehuda ocurre ya que es a él a quien corresponde traer la chispa del Mesías, y por ende, debe experimentar lo bajo para poder identificarse con Israel en sus momentos bajos y así cree en cada alma de Israel el imperativo de subir nuevamente.


Esa condición baja corresponde a todos los exilios (no sólo físicos, sino espirituales, pues la Divina Presencia aún se encuentra en la galut) y también se experimentó antes de Januka: los greco-sirios impusieron graves decretos, prohibieron  Torah, atentaron contra la intimidad del hogar y profanaron el Bet Hamikdash.


El pueblo judío, siguiendo el compromiso de ser luz, debe salir victorioso de lo bajo y entregarse por completo a la Torah con amor para poder activar la chispa del mashiaj ben iosef y realizar tikun de tal forma que podamos aproximar la redención y la rememoración del milagro de las luces, en ésta época de januka, corresponda también a una actitud de verdadera teshuva que irradie la luz de la Torah a todos los pueblos a fin de que ellos también se acerquen a Hashem a partir de su propia identidad.


Dijeron jazal: "los pueblos del mundo tienen sabiduría, pero sólo Israel tiene Torah"


Corresponde a Israel iluminar ésa sabiduría con la Torah, y rectificarla de modo que todo el mundo vuelva a H', bien sea como justos entre las naciones (bnei noaj), como guerim toshabim (residentes temporales) o como conversos.

Quiera H' (primero queramos nosotros), que muchos abandonen el comercio de almas, el imperialismo religioso y el sectarismo, y de ésta forma dejen de seguir los caminos griegos de imposición y violenta acusación.   Quiera H' que en ésta festividad de Januka, todos aprendamos que los caminos de la Torah son caminos de agradabilidad (darjei noam), de luz y de paz.




Jag januka sameaj!

No hay comentarios: